Memorias de Sudáfrica (Capítulo III) Parque Kruger

Sábado, 6 de agosto

Esta mañana me he levantado con un dolor de cabeza demencial, vomitando y con colitis. ¡Qué iba a ser de mí! ¡¡¡Con un vuelo en puertas!!! Pero ahí estaba mi Mr. Proper particular para solucionar todos los problemas de mi vida. Dos pastillas y un papelillo, me lo cortaron todo de raíz y a la hora estaba como nueva.

Vuelo Durban-Nelspruit en un avioncito pequeñín, que se movía más que los precios, pero que nos llevó sanos y salvos. Hoy el día ha amanecido nublado y con un frío notorio; aunque no era nada comparado con el que hace en Graskop cuando ha anochecido, llevamos más capas encima que las cebollas.

El aeropuerto es lo más rústico y acogedor que haya visto en aeródromos. Una sola cinta, una sola salida, una sola puerta,… Recoger coche de alquiler, este es un Ford en el que nos caben las dos maletas detrás y nuestro Tomtom, que cumpliendo con su obligación, nos trajo hasta nuestro hotel en Graskop, donde teníamos hecha reserva. Lo recomiendo sin lugar a dudas a todo el que pase por aquí. Una suite, al estilo victoriano, que no tiene desperdicio, por 55 euros con desayuno y garaje incluidos; la bienvenida no ha podido ser más acogedora y cariñosa; como si se tratara de unos parientes lejanos que vienen de visita. Os aseguro que no os arrepentiréis. Autumn Breath

A las 17:30 ya es noche cerrada y, muy british nosotros, a las 18 h. estábamos cenando en un restaurancito precioso, a la luz de un quinqué, un pollo al curry buenísimo; sí, sé que no es muy coherente con mis síntomas de esta mañana, pero,...

Domingo, 7 de agosto

Hoy ha sido un cúmulo de despropósitos. Salimos tempranito, para que nos cundiera el día, tras un desayuno inglés como mandan los cánones, con huevos fritos, bacon, fruta, cereales, zumos, café, etc. en nuestra Guest House preferida.

Pilgrim's rest está a unos 12 kms de Graskop y se trata de un pueblecito muy bonito, que conservan igual que estaba cuando gozaba de las bendiciones de la vecina mina de oro que fue hallada y explotada en 1873 hasta 1972 en que quedó agotada y se cerró. Merece la pena darse un paseo por sus calles que conservan como estaba en su época, el banco, la iglesia, etc., incluidos tres museos.

El Blyde River Canyon es un espectacular cañón de 30 kms que forma el río Blyde entre las montañas. Es el tercero del mundo, tras el Gran Cañón del Colorado en USA y otro en Namibia, el Fish River Canyon. Una de las maravillas de Sudáfrica.

Nos disponíamos a recorrerlo (en coche, claro; pues hay mucha gente que se apunta a alguna de las numerosas rutas de senderismo, en las que se pueden invertir varias jornadas), empezando por el primer punto destacable, que es el más cercano a Graskop (4 kms), Pinnacle Rock, una torre de 30 m sobresale de la frondosidad del entorno, y se puede ver el principio de las ocho cascadas que hacen que el río descienda 450 m; todo cubierto de niebla, no se veía absolutamente nada. Subiendo 5,6 kms más hacia el norte, se encuentra The God window, a 1.829 m sobre el nivel del mar, la vista debe ser impresionante, en días claros se ve el Kruger y Mozambique; nosotros nos lo tuvimos que imaginar, la niebla no permitía ver nada. Wonderful View, siguiente punto, a 1.700 m. de altura ofrece una vista 360º, dicen que incluso mejor que la de God's window. Las cascadas se van sucediendo una tras otra; solo vimos la Lisbon que es la mayor de todas, 92 m, muy bonita. Mi enfado iba calmándose en la misma proporción en que el día iba clareando, pero la fatalidad del día no terminaría con la niebla, no.

El siguiente punto, Burkes Luck Potholes, estaba cerrado (luego comprobaríamos que eran todos),... estaban en huelga!!!!!!!!…, se puede tener más mala suerte que la nuestra? Se trata de pozos formando caprichosas formas, provocados por la erosión del río y sus inundaciones; las fotos son espectaculares, pero no os puedo contar la experiencia, porque obviamente no lo vimos. (Me he pemtido hacer uso de esta fotografía de Turismo Actual, pero que retiraré ante su requerimiento.

The Three Rondawells
The Three Rondawells, siguiente parada de obligado cumplimiento (ni son todas las que están, ni están todas las que son). El día estaba ya medianamente despejado y aunque estaba cerrada la entrada, por la susodicha huelga, nos colamos por una abertura que había. La caminata hasta el punto de más visibilidad es larga, unos 3 kms o más, cuesta arriba, pero se disfruta tanto el camino como el punto culminante; vistas "breathtaking", como diría un inglés.

En este punto se ha llegado casi al final del cañón, pero se puede bordear en su totalidad, aunque por la parte occidental son menos las atracciones que se encuentran. Parque de reptiles, paseos en barco, Cuevas del Echo, el Museo del hombre, etc.

Vista desde el comedor de Zuleika
Era ya algo tarde y decidimos seguir hacia el hotel que habíamos reservado. Zuleika Hotel, un icono entre los foreros de Sudáfrica, lo recomendaba todo el mundo. Pues bien, he de darles la razón, se trata de un hotel muy, muy bonito; con tan buena fortuna que habían tenido una anulación y nos dieron una habitación de categoría superior a la que teníamos, por lo que, de lujo: una maravilla. Tenía reservadas dos noches, ésta y la siguiente, pues no había conseguido nada dentro del Kruger y la verdad es que a pesar de la belleza del lugar y lo a gusto que estuvimos, el estar a más de setenta kilómetros de la entrada al parque se hace cuesta arriba, cuando había muchísimos hoteles y alojamientos, muy cerquita, que yo no fui capaz de encontrar.

Zuleika está a las afueras de Hoedspruit (unos 12 kms), tienen un restaurante muy bonito e intentamos quedarnos a cenar allí, pero era bajo reserva, por lo que lo dejamos apalabrado para la noche siguiente, aquella noche terminamos cenando en un Wendy.

Lunes, 8 de agosto

Hoy nos hemos estrenado en el Kruger. Hemos visto muchos animales, pero después de haber estado en Kenia, creo que no tiene comparación, quizá sea porque la extensión del parque (1,96 millones de Ha) es mayor y resulta más difícil localizar a las fieras. Hemos visto muchos elefantes. Al parecer tienen un grave problema de sobrepoblación de paquidermos que está poniendo en peligro el ecosistema del país; por ello, alternativamente abren la veda de su caza muy controladamente (de hecho el único que puede autorizarlo es el Ministro), así como llevando a cabo grandes campañas de traslados a otros sitios, donde están hasta en peligro de extinción. Abundan también muchísimo, jirafas, rinocerontes, gamos de todos tipos, jabalíes, etc.

Hemos entrado por Orpen y al tener que volver a salir esta tarde, pagamos sólo la entrada de visitante (el que esté interesado en precios, existe un capítulo de cuestiones prácticas, donde encontrará amplia información).

Este era un capítulo del viaje que me tenía especial emocionada. En Kenia fuimos de safari también, pero en grupos, con guía, furgonetilla y conductor. Esto era distinto; la sensación de coger tu coche e ir a la búsqueda de la mejor instantánea de la fauna salvaje era apasionante. Manteniendo las normas de velocidad y de sentido común, puedes circular ya sea por carreteras asfaltadas, ya sea por caminos de tierra.


El día transcurría apaciblemente, acabábamos de tomar un camino estrecho de tierra, cuando repentinamente un bicho de unos cuatro metros de alto, se nos planta delante del coche, impidiendo totalmente el paso (una de las recomendaciones que te hacen es que no des marcha atrás ante un elefante); despacio ..., cerramos las ventanas y aguantamos estoicamente la decisión de nuestro querido amigo. Yo no podía reprimir el hacerle fotos, pero el click no parecía gustarle excesivamente. No se si para que nos quedara claro el poderío de su fuerza -que nadie ponía en duda- giró y partió un árbol que tenía a su izquierda en dos, para seguir contemplándonos después, con lo que no parecía una mirada de buenas amistades. No sé el tiempo transcurrido, en circunstancias de este calibre siempre te parecen eternidades, pero finalmente no le debimos parecer un juguete demasiado divertido y optó por dar la media vuelta y perderse en el follaje. Fue el episodio más emocionante de nuestros cinco días en el Kruger, por no decir el único, pues los animales están acostumbradísimos a ver seres humanos dentro de caparazones, cámara en mano
Escena 1 - Observando al intruso

Escena 2 - Demostración de fuerza
Escena 3 - Ahora, moveros si tenéis lo que hay que tener
Escena 4 - Esfumaros, no me servis ni para divertirme un rato con vosotros.














Esta noche habíamos reservado una romántica cena en nuestro lodge, en un restaurante a la luz de la luna, con candiles, vinito blanco sudafricano, mantitas para quitarte el frío, pero que no fueron necesarias; todo muy cool.

Martes, 9 de agosto

Hoy dejamos Zuleika.  Se me ocurrió asomarme en las viviendas de la servidumbre y les pedí que si se hacían una foto conmigo y armaron una escandalera las negritas, mitad avergonzadas, mitad entusiasmadas. Es una gente increíble.

Nueva sesión de Kruger, con los mismos resultados del día anterior. Los Big Five se resisten (excepto el elefante y el búfalo y porque abundan mucho).

                              


















A partir de esta noche, ya dormiremos en el Kruger, nuestro primer campamento ha sido Satara, que está a 90 kms de la entrada de Orpen. Chocitas de dos camas individuales, con lo básico: váter, ducha, lavabo (70 euros, cuesta creer que hemos pagado lo mismo por Zuleika, a toda pastilla, que por esto, pero es el precio que hay que pagar por dormir dentro del Kruger) y en la parte de fuera una nevera grande, a la que hay que poner un candado, si no quieres que vecinos amigos de lo ajeno, te la desvalije; una barbacoa y una terracita con una mesa y dos sillas.

Tras nuestra dura jornada de búsqueda infructuosa de los Big Five, nos hemos dedicado a lo que aquí parece ser el deporte nacional: preparar una barbacoíta, con una carne que con una pinta estupenda, no había quien le hincase el diente de lo dura que estaba.

Habrá que irse a la cama prontito, pues mañana hemos contratado una salida de madrugada y tenemos que estar en el punto de encuentro a las 04:45 a.m. Vamos a comprobar si el no encontrar bichos singulares es cuestión de profesionalidad o simple azar.

Miércoles, 10 de agosto

Definitivamente es una cuestión de medios y saber por dónde te mueves. Nos levantamos a las 4 de la madrugada y a las 04:45 montábamos en el camión para empezar nuestra aventura.

En una hora habíamos visto los Big five.

  • Al poquito de salir y todavía de noche –coche alto con grandes antorchas, que barrían por donde pasaban- nos espera el mejor regalo: una pareja de leopardos, cerquísima y dejándose fotografiar a nuestro gusto. Es probablemente el animal más solitario y sigiloso de toda la fauna africana. Los antiguos griegos pensaban que era un cruce entre león y pantera negra, de ahí su nombre de leo-pardo. Tiene un abanico alimenticio más amplio que el de león, por lo que por eso se ha adaptado a una gran cantidad de hábitats; caza antílopes, aves  monos y reptiles. Liquida ràpidamente a su presa seccionándole la yugular y suele subir su cadáver a los árboles, para irlo comiendo, dado que sus competidores no son tan escaladores como él. Son animales solitarios, salvo en época de apareamiento en que machos y hembras viven juntos. El periodo de getación es de tres meses y sus camadas son de uno a tres cachorros. Los leopardos jóvenes se independizan al año y medio.

Al poco empezaba a amanecer y fueron cayendo uno tras otro, los elefantes, los búfalos; un rinoceronte que al ir con su cría no estaba para muchas bromas y pasó corriendo; y, finalmente el felino más temido: tres leonas en busca de caza y un poco más tarde el rey de la selva. Completo. Habíamos triunfado.

  • Elefantes, todos los que quisiéramos. Es la gran estrella de la fauna africana, tanto por su enorme tamaño -el macho puede alcanzar los cuatro metros y llegar a pesar más de seis toneladas-, comoo por su versátil trompa y sus poderosos colmillos. Es un animal gregario, que se mueve en manadas, condicionados por la búsqueda incesante de agua y comida - puede llegar a beber 200 litros de agua y consume una media de un cuarto de tonelada de alimento-. Destruye una gran cantidad de zonas arboladas, tanto en busca de tallos jóvenes como  a su paso, por lo que son un grave peligro en ecosistemas algo frágiles. Tienen un deficiente sentido de la visión, que compensan con un excelente oído y olfato. El peso medio del colmillo de un adulto es de 20 kgs. No tiene depredadores que le manacen, por lo que su aumento está suponiendo un grave problema. Se aparean durante todo el año y el periodo de gestación es de 22 a 24 meses. Las hembras se apartan de la manada para parir, acompañadas de alguna otra hembra y vuelven con su cría al cabo de unos días. Los elefantitos recién nacidos pesan más de cien kilos y llegan a la pubertad a los diez años. Los elefantes pueden vivir hasta 60 años, aunque hay algunos que pueden llegar al siglo de edad.
Rinoceronte Blanco
  • En rinocerontes, si que se lleva la palma en Kruger comparado con otros parques africanos. Existen dos especies, el negro y el blanco (aunque este último es tan negro como el primero, al parecer fue un problema de traducción: "wijt" que significa ancho, al inglés lo trasladaron a "white"). Hoy en día, el blanco, se encuentra casi exclusivamente en Sudáfrica. Sus diferencias son: el tamaño, el blanco puede llegar a pesar dos toneladas, mientras que el negro sólo alcanza la mitad. La cabeza del blanco es más alargada, con especie de cresta muy llamativa. El hocico del blanco presenta un enorme labio superior de forma cuadrada, adaptado para pastar, mientras que el negro combina hierbas y arbustos, lo que requiere un hocico más puntiagudo. El cuerno, contrariamente a lo que se piensa, no es marfil ni hueso, sino una acumulación de piel encallecida y es muy aprecida en Oriente para su empleo en recetas de medicina tradicional, especialmente relacionadas con la impotencia masculina, de ahí la caza indiscriminada que ha hecho que en muchos países esté al borde de la extención.. Poca vista y agudo oído y olfato. Son solitarios y se juntan para aparearse. El período de gestación es de casi año y medio y transcurren unos cuatro años hasta la siguiente gestación, por lo que la tasa reproductiva es muy baja. Las crías pesan unos 40 kilos y se quedan con la madre durante los dos o tres primeros años. Unos cuarenta años es su período de vida.

  • El rey de la selva tiene bien ganado su apelativo, pues de los animales más impresionantes de África. Es raro verlos durante el día, pues son los grandes cazadores nocturnos, al parecer, es debido al pequeño tamaño del corazón, que no les permite grandes carreras a pleno sol. En contra de la creencia generalizada no solo son las leonas las que cazar, también los machos lo hacen. Las manadas suelen estar compuestas por dos o más machos adultos y un grupo de hembras. La intensa competencia que mantienen los machos por ganar los derechos de reproducción, producen tal estres que hacen que la vida de un macho sea bastante más corta que la de las hembras (al rededor de un tercio menos). Un león adulto suele medir un metro y pesar entre 150 a 200 kilogramos, mientras que las hembras son algo menores. Su periodo de gestación es de tres meses y tienen camadas de entre dos o tres cachorros, que al año y medio ya son sexualmente maduros.

  • Los búfalos, aunque en general se muestran pacíficos y pasan la mayor parte del día paciendo, tiene reputación de ser violentos e impredecibles, por lo que deben guardarse precauciones, sobre todo teniendo en cuenta que pueden llegar a pesar 800 kilos. Se mueven en manadas y suelen encontrarse cerca de rios, pues deben beber mucha agua y revolcarse en el lodo para protegerse de los parásitos. En los rebaños, mientras la mayoría de los individuos pastan, algunos permanecen alertas vigilando la aparición de posibles predadores. En caso de alarma las hembras y crías permanecen en el centro del grupo y los machos forman un anillo alrededor de actitud amenazante.

Por supuesto habría que añadir las jirafas, ñúes, una hiena, un camaleón y una infinidad de aves. Ha merecido la pena, sin lugar a dudas. Casi a las 9 de la mañana estábamos de vuelta.
¿Elefantes de cinco patas?

Recogimos campamento y caminito de Skukuza que era nuestra siguiente estancia. Es el camp más grande del Kruger y está muy preparado, tiene banco, lavandería, gasolinera, restaurantes, piscina,… Y las chocitas, iguales a las de Satara pero mucho más equipadas: con cubertería, cristalería, vajilla, sartenes,…
El campamento entero está flanqueado por un río, Savi me parece que se llama, y ahora mismo, estoy escribiendo en la terracita, mientras de fondo se oye protestar a los hipopótamos. Todo muy wild.

Barbacoa de rigor y a la cama

Jueves, 11 de agosto

Nuestro tercer y último campamento es el Ver en Dale; sin lugar a dudas el mejor de los tres. Todo muy nuevo, muy equipado, con cocina eléctrica, tostador de pan y todo lo necesario. Las chozas muy modernas y bonitas, con cristaleras de arriba abajo.
Dicen que la parte sur del Kruger es más pródiga en animales, pero nuestra experiencia no puede corroborarlo. Rinocerontes, todos lo que quieras, pero poco más.

Después del éxito del primer drive, nos apuntamos a uno nocturno: rinos más rinos y más rinos; un elefante y poco más. No me compensó el dinero que costó.

Mañana volamos hacia Johannesburgo y dejamos el Kruger, la verdad es que con cierta nostalgia. Engancha.
































Especie en extinción



















Sudáfrica, tips y costos (Capítulo VII)

Ciudad del Cabo (Capítulo VI)
Victoria Falls (Capítulo V)

Johannesburgo (Capítulo IV)