Jerusalem (Viaje a Israel y Jordania - Capítulo 5)

Guía en los Túneles del Muro
5 de julio

Nos levantamos tempranito, pues habíamos de llegar antes de las 12:00 a Jerusalem, hora en que teníamos la visita programada a los Túneles del Muro; antes debíamos devolver el coche en la oficina de Sixt y previamente llenar el depósito de gasolina.

Llegamos, con un tráfico impresionante, a la avenida King David, donde se supone estaba la delegación de sixt donde debíamos devolver el coche. Nos dicen que ya no es ahí donde se devuelven, sino en avenida Mamila, en el parking del centro comercial. Cerca, pero complicado si tienes que cambiar de sentido. En fin, fue rápida la devolución, aunque de camino hacia los túneles un mensaje nos comunica el cargo que Sixt estaba haciendo y en el que cobraban además del alquiler del GPS, los cinco días de ampliación del contrato hecho telefónicamente y que ya nos había cobrado Rentalcars, con quien habíamos realizado el alquiler (en fin, un mes después me dicen que ha sido un error y que me lo devolverán, aunque todavía no lo he recibido).


Sin lugar a duda estos serían los días más ansiados y esperados de todo el viaje. Jerusalem es la joya de la corona.

Corriendo, llegamos a la hora y dio tiempo hasta que una mujer me llamara la atención por llevar los hombros al aire (¡en el recinto externo del muro! ¿esta gente no tiene calor?). Un simpatiquísimo guía, neoyorquino, nos proporciona una divertida e interesante visita a los Túneles del Muro Occidental (Kotel, lo llaman). Historia, religión, canciones, todo aunado, no sólo para ofrecernos una entretenida visita, sino intentar convencernos de que el judaísmo es el camino más recto para alcanzar la felicidad eterna.

Para empezar un poco de historia. Con una maqueta, quitaba y ponía el mítico templo, haciendo más comprensibles sus explicaciones.


  • 968 - 961 a.C - Salómón construye un templo, en el Monte Moria, lugar donde se veneraba el Arca de la Alianza y sustituir el tabernáculo móvil.
  • 925 a.C - El Templo es saqueado por Sheshonq I de Egipto.
  • 587 a.C - Es destruido por Nabucodonosor II, rey de Babilonia.
  • 539 - 515 a.C. - Zorobabel, líder de los judíos exiliados que retornaron desde Babilonia, asi como Esdras el sumo sacerdote que instauró la Torá de nuevo en Jerusalem, madaron construir el segundo tempo, mucho más modesto que el primero
  • 19 d.C. - Herodes el Grande, rey de Judea, amplía el templo con una construcción faraónica.
  • 70 d.C. - El emperador romano Tito Flavio Vespasiano, ordena a sus tropas acabar con los judíos sediciosos, pero al parecer, fueron más allá y tras saquearlo, lo destruyeron, prendiéndole fuego-

Estos han sido los avatares del templo. Afortunadamente, la construcción del tercer templo está prevista para que sea llevada a cabo con el advenimiento del mesías del judaísmo; no quiero pensar qué ocurriría si algún iluminado decide construir el Templo en el lugar que estaba, que es donde hoy se encuentra la Cúpula de la Roca y la Mezquita Al-Aqsa.

Incluso amenizó el hecho de la construcción del segundo templo, con una canción, conocida por todos y de la que nunca había reparado en su letra: Babylon

By the rivers of Babylon, there we sat down 
ye-eah we wept, when we remembered Zion. 
By the rivers of Babylon, there we sat down 
ye-eah we wept, when we remembered Zion. 
When the wicked 
Carried us away in captivity 
Required from us a song 
Now how shall we sing the lord's song in a strange land 
When the wicked 
Carried us away in captivity 
Requiering of us a song 
Now how shall we sing the lord's song in a strange land 
Let the words of our mouth and the meditations of our heart 
be acceptable in thy sight here tonight 
Let the words of our mouth and the meditation of our hearts 
be acceptable in thy sight here tonight .

Pues bien el Kotel (Muro Occidental) es una de las cuatro paredes que rodean el templo, único vestigio que quedó en pié, tras la destrucción por las tropas romanas.  Irónicamente, hoy en día los judíos rezan en una pared que guarda una de las tres mezquitas más importantes del Islamismo en el mundo. Donde Mahoma voló con su corcel alado una noche "enloquecida".


Hasta 1967, en que durante la Guerra de los Seis Días, Israel recapturó la ciudad; limpio la zona del Kotel y creo estos túneles para que todo el mundo pudiera contemplar lo que hay bajo el Muro de las Lamentaciones y que forma parte de la historia judía.


La extensión del kotel es de 480 metros y está dividido en cuatro secciones: la parte sur de unos 80 metros, donde se encuentra el Arco de Robinson, que formaba parte de un gran puente que daba entrada al templo; la explanada, de otros 80 m. que es donde la gente reza actualmente en la superficie; el túnel construido entre estructuras que aún se mantenían de la época del Templo; y, finalmente, el acueducto, en la parte norte, y que fue utilizado en la época de los macabeos, alrededor del año 150 a.C.


Es especialmente emocionante contemplar y poder tocar estas grandes moles de piedras. La mayor de ellas -y no una cualquiera, sino la más grande jamás utilizada en toda la historia de la humanidad-: 12,5 m. de largo, entre 3,4 y 4,5 m. de grosor, 3,4 m. de altura y más de 500 toneladas de peso. ¡Más grande que un autobús! ¿Cómo moverían estas moles? Una grúa moderna sólo es capaz de levantar 250 toneladas


Es una visita guiada muy recomendable.
Didáctica enseñanza en los Túneles del Muro




Gran piedra en los Túneles del Muro (Jerusalem)
Una vez terminada la visita y visto el Muro Occidental por debajo, el verlo por encima es de obligado cumplimiento. Nos tendríamos que separar, pues está dividido entre la parte derecha, que es la reservada a las mujeres y la izquierda, para los hombres. El vestir ha de ser recatado, sin pantalones cortos y los hombros cubiertos; con los hombres todo es más permisivo.

Nos encontramos en lo alto del Monte Moria, donde hace 3.000 años los jebuseos -pueblo bíblico- hacían ofrendas a sus dioses. Desde entonces, jamás han existido, en todo el planeta,  unos metros cuadrados por los que se haya derramado tanta sangre. Al Monte Moria mandó Dios a Abraham sacrificar a su hijo Isaac. Tras la conquista de Jebús (antigua Israel), también en el Monte Moria fijaría sus ojos David y su hijo Salomón construiría el primer templo judío (968 a.C.), que guardara el Arca de la Alianza. A partir de entonces, invasiones, destrucción del Templo, destierro del pueblo judío, retorno, reconstrucción y definitiva destrucción y demolición. No fue mal menor el abandono en el que sumieron los bizantinos al Monte del Templo, considerando la zona como anatema de Jesús: "no quedará piedra sobre piedra". En el  638 a los musulmanes les fue sencillo tomar la ciudad y se presentaron como libertadores de la opresión bizantina. Limpiaron el Monte de escombros y fue constituido como "santuario noble del islam". Los califas intentaron hacer de Jerusalen la tercera ciudad santa del Islam.

En el 691 se finalizó la construcción de la Cúpula de la Roca, que excedía en belleza a todas las de Arabia y en el 705 la gran mezquita de al-Aqsa. ¿Fue en realidad una conmemoración al supuesto viaje de Mahoma a los siete cielos en una noche, en la que conocería a los profetas del Antiguo Testamento y a los que ascendería de la roca situada en el Monte Moria, según reza el Corán o se trataba de una simple estrategia para hacer olvidar a judíos y cristianos las reminicencias del antiguo Templo? No en vano la inscripción de la puerta: "Vosotros pueblo del Libro, no sobrepaséis los límites de vuestra religión; y decid de Dios solo la verdad. El Mesías, Jesús, hijo de María, es solo un aposto de Dios... Creed por tanto en dios y en sus apóstoles, y no digais tres. Dios es solamente uno. Lejos de su gloria el decir que tiene un hijo".

Estas mezquitas tendrían un uso cristiano durante la época de los cruzados (1099-1187). La Cúpula de la Roca se rebutizó como Templo del Señor y se entregó a los canónios del San Agustín. La Mezquita al-Aqsa pasó a servir de palico del rey latino de Jerusalén.

Los musulmanes tardarían un siglo en recuperar la ciudad. En 1187, Saladino, sultán de Egipto y siria toma Jerusalen sin oposición, sin sangre, sin odio, sin destrucción. Desde entonces, seguiría ya bajo dominio musulmán durante 700 años, con los mamelucos en primera instancia y otomanos hasta 1917. Hoy los hebreos respetan la explanada pero es un punto de fricción entre facciones y de protestas de unos y otros.

Una vez conocidos los vaivenes del recinto, cuesta mucho más responder a cómo es que se puede mantener esta bomba de relojería, sin explotar. A la izquierda, el Muro Occidental único vestigio del Templo sagrado hebreo, donde vienen a lamentarse por las desgracias sufridas de su raza y donde judíos y no judíos dejamos nuestros mejores deseos o ardientes peticiones entre los resquicios de sus moles pétreas. A la derecha, los sitios de culto musulmanes, donde los seguidores del Islam pueden venir a rezar cada viernes y donde en época de Ramadán se concentran en la tercera mezquita más sagrada para ellos.

El escritor y periodista israelí Amos Elon dijo: "Jerusalén ha sido –y para muchos aún es– una metáfora de la destrucción y la venganza de un Dios ofendido. Es la ciudad donde los creyentes han matado a los no creyentes para dar vida a la fe." (del Blog de rtve, Programa Nómadas).
Crisol religioso: Izquierda el Muro sagrado de hebreos; derecha: Mezquita de oración de musulmanes


Vía Dolorosa (Jerusalén)
El visitante pasará y cruzará la Vía Dolorosa innumerables veces durante su estancia en Jerusalen, pues se encuentra en camino de paso de numerosos puntos de interés, por ello haré una recopilación de fotos para ofrecérosla en orden cronológico. de la Estación I a la XIV, aunque todas las primeras discurran por el Barrio Musulmán.

 Existe mucha polémica en cuanto si la vía Dolorosa es el verdadero camino que recorrió Jesús con la cruz y el Gólgota (calavera en hebreo) sea el lugar donde se encuentra ahora la Iglesia del Santo Sepulcro, teniendo en cuenta que las crucifixiones debían llevarse a cabo fuera de los muros de la ciudad. Los defensores arguyen que hace 2.000 años la muralla discurría por delante de la Iglesia, lo que la dejaba fuera del perímetro de la ciudad.

La Vía Dolorosa no me ofreció imágenes como las que se ven e internet de gente haciendo el camino con cruces alquiladas; supongo que serán en época alta de peregrinos como pueda ser la Semana Santa.


Primera Estación (Jerusalén)
Primera Estación - Jesús es condenado a muerte - "De Caifás llevaron a Jesús al Pretorio" (Jn 18, 28): el camino seguido por Jesús se inicia en el Pretorio (Sala del Tribunal de Poncio Pilato) en la fortaleza romana Antonia, donde Jesús fue conducido.
Primera Estación (Jerusalén
Hoy el Colegio musulmán El Omariye, no es fácil acceder a él. Los viernes por la tarde se llena de peregrinos para iniciar, junto con los franciscanos el "Vía Crucis".




Segunda Estación (Jerusalén)
Segunda Estación (Jerusalén)
Segunda Estación - Jesús carga con la cruz a cuestas - "Entonces Pilato tomó a Jesús y lo azotó" (Jn 19, 1), ... "y después se lo entregó para crucificarlo" (Jn 19, 16); "Y los soldados le condujeron al Pretorio... y Pilato se sentó en el tribunal, en el lugar llamado Litóstrotos" (Jn 19 13); "Pilato les dijo -He aquí el Hombre (Ecce Homo en latín)".


Capillas franciscana de la Condenación y de la Flagelación, construidas sobre las piedras donde Jesús fue condenado. Bajo el convento del Ecce Homo puede verse un enlosado perteneciente, se cree, al patio de la Aelia Capitolina construido por Adriano en el s. II d.C, para conmemorar el comienzo de la pasión de Jesús, la coronación de espinas, su condenación a muerte y el inicio de la Vía Crucis. Igualmente, se encuentra el arco de Adriano que servía de entrada de la Aelia Capitolina y desde donde Pilato habría presentado a Jesús al pueblo diciendo: He aquí el hombre!


Tercera estación (Jerusalén)
Tercera estacion (Jerusalén)

Tercera Estación - Jesús cae por primera vez.
La Vía Dolorosa continúa en ligero descenso hasta cruzarse con la calle El-Wad (el valle), que viene desde la puerta de Damasco. A la izquierda se encuentra una pequeña capilla polaca perteneciente al Patriarcado Armenio católico, con la tercera estación.Un relieve encima de la entrada muestra a Jesús caído bajo el peso de la cruz.

Cuarta Estación (Jerusalén)
Cuarta Estación - Jesús encuentra a María, su madre.
Avanzando unos pocos metros, se llega a la cuarta estación, donde una capilla armerio católica, Nuestra Señora del Espasmo, recuerda en su cripta el momento en que Jesús encuentra a su madre, en el su camino hacia el Calvario.
En la puerta, como si de un imán se tratara, Manolito ve la que cree que es su "Macarena" (se trata de una Virgen fabricada en Málaga. Parecida,... pero no.)


Prisión de Jesús
Poco después nos encontramos con una capilla del Patriarcado Ortodoxo de Jerusalén que según aseguran, estuvo encarcelado Jesús la noche anterior a la Crucifixión.


Quinta Estación (Jerusalén)
Quinta Estación - El cirineo ayuda a Jesús a llevar la cruz - "Y obligaron a llevar la cruz de Jesús a uno que pasaba por allí, Simón de Cirine, padre de Alejandro y Rufo, que venía del campo" (Mc 15, 21).
Una vez que se deja la calle de El-Wad y se gira a la derecha para continuar por la Vía Dolorosa, a mano izquierda hay una capilla franciscana desde el siglo XIII, que señala la 5ª estación, camino del Gólgota.



Sexta Estación (Jerusalén)
Sexta Estación - La Verónica enjuaga el rostro de Jesús.
Un altar con un candelabro de siete brazos en el oratorio del convento de las Pequeñas Hermanas de Jesús, lugar donde la tradición medieval sitúa la casa de Verónica. Mujer que abriéndose paso entre la muchedumbre limpia la faz de Jesús con un lienzo, donde cuenta la tradición que quedó grabada la cara del Señor.



Séptima Estación (Jerusalén)
Séptima Estación -Jesús cae por segunda vez - "En su amor y su misericordia Él mismo nos rescató y cargó con nuestros pecados y los ha llevado" (Is 63, 9).
Al final de la subida, la Vía Dolorosa desemboca en el Khan ez-Zait (mercado del aceite), límite entre los barrios musulmán y cristiano; allí una gran columna romana se alza en la capilla franciscana. La tradición refiere que aquí se colocaba la tablilla en la que se juraba la causa de la condena. "Puerta de la Sentencia".



Octava Estación (Jerusalén)
Octava Estación - Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén - "Hijas de Jerusalén no lloréis por mí. Llorad más bien por vosotras y por vuestros hijos;... porque si esto hacen al leño verde, ¿qué será al seco? (Lc 23, 28, 31).
A pocos metros del lugar de la segunda caída, tomando la calle de San Francisco, que sube en dirección oeste y prolonga la Vía Dolorosa, se llega a la octava estación. Una cruz latina grabada sobre una de las paredes del monasterio griego señala la Octava Estación.


Novena Estación (Jerusalén)
Novena Estación - Jesús cae por tercera vez.
Para ir a la novena estación, quizá antiguamente había un paso más directo, pero hoy en día es necesario volver sobre los propios pasos hasta el zoco, seguirlo unos metros en dirección sur, y tomar una escalera que se abre en el lado derecho de la vía. Al final de un callejón, una columna romana al lado del ábside señala la tercera caída. Está colocada en una esquina, entre un acceso a la terraza del convento etíope y la puerta del convento copto de San Miguel.

A partir de la Décima Estación y hasta la décimo cuarta se encuentran en el interior de la Basílica del Santo Sepulcro.


Décima Estación - "Desde la planta de los pies hasta la cabeza, no hay en él nada sano, sino heridas, hinchazones, llagas abiertas" (Is 1, 6).
Las últimas estaciones ya están dentro de la Basílica de la Resurrección. Una escalera conduce a la capilla del despojamiento de Jesús.

La planta elevada realizada por los cruzados está subdividida en dos naves: a la derecha, la capilla de la Crucifixión, propiedad de los Latinos, en la que se ofician la X y la XI estación del Vía Crucis y donde se recuerda cuando le quitaron los vestidos a Jesús y su crucifixión, tal y como se muestra en el mosaico de fondo; a la izquierda, la Capilla del Calvario que pertenece a los Griegos Ortodoxos, es el lugar donde los fieles se pueden arrodillar ante el altar para tocar, a través de un disco de plata, el punto en el que se clavó la cruz del martirio de Jesús. Aquí se cumple la XII estación del Vía Crucis donde Jesús, muriendo, entregó su espíritu al Padre, mientras la XIII está colocada delante el altar de la Mater Dolorosa(texto e imagen propiedad de www.santosepulcro.custodia.org,)

Undécima Estación - Jesús es clavado en la cruz - Jesús salió al Gólgota, donde lo crucificaron" (Jn 19, 17)
Lugar santo venerado por los Latinos. Renovado con mosaicos en 1938, señala el lugar donde Jesús fue clavado en la cruz, bajo la mirada de su madre.
"Era alrededor del mediodía. El sol se eclipsó y la oscuridad cubrió toda la tierra hasta las tres de la tarde. El velo del Templo se rasgó por el medio. Jesús, con un grito, exclamó: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». Y diciendo esto, expiró." (Lucas 23,44-46)


Capilla del Calvario
Subiendo por una empinada escalera se llega hasta el altar del Calvario que surge sobre la roca sobre la que se alzaba la cruz de Jesús. La roca es visible a través de las placas de cristal, a los lados del altar.
Los peregrinos pueden tocar la roca a través de una apertura en el disco de plata, bajo el altar, punto desde el cual, según la tradición, surgía la cruz.
Era aquí donde los peregrinos cumplían el voto, es decir, depositaban sobre el altar la pequeña cruz de madera que se les entregaba en su patria al comienzo del viaje. La capilla pertenece a los griegos ortodoxos y está decorada con lámparas y candelabros según su tradición.
(texto e imagen propiedad de www.santosepulcro.custodia.org,)
Duodécima Estación - Jesús muere en la cruz - "Jesús gritó con fuerte voz: "Eli, Eli, lama azabtani"? (Dios mío, dios mío, por qué me has abandonado?) (Mt 27, 45).
Piedra de la Unción (Jerusalén)
El altar griego se alza sobre la roca del Calvario donde fue levantada la cruz de Jesús y las de los dos ladrones.
"Entonces Pilato se lo entregó para que lo crucifiquen, y ellos se lo llevaron. Jesús, cargando sobre sí la cruz, salió de la ciudad para dirigirse al lugar llamado «del Cráneo», en hebreo «Gólgota». Allí lo crucificaron; y con él a otros dos, uno a cada lado y Jesús en el medio. " (Juan 19,16-18)


Capilla de la Crucifixión
En la capilla situada al lado, que pertenece a los franciscanos, se hace memoria de la crucifixión.
El altar, en bronce plateado, es regalo del gran duque de Toscana Fernando de Médici (1588).
La decoración y los mosaicos fueron rehechos el siglo pasado. Del siglo XII es el medallón que representa la Ascensión. Entre las dos capillas se encuentra el altar de la Dolorosa.
El medio busto de la Virgen es un presente de la reina María de Portugal (1778).
Se desciende por una segunda escalera igual de empinada.

Décimo tercera Estación - Jesús es bajado de la cruz - "Después de esto, José de Arimatea, miembro del Consejo y discípulo de Jesús, se presentó a Pilatos y le pidió el cuerpo de Jesús. Entonces bajaron el cuerpo de Jesús de la cruz. La madre de Jesús estaba allí"- (Lc 23, 53).
Piedra del ungüento en la que fue depositado el cuerpo de Jesús.
«Ellos, mientras tanto, lo envolvían con cuidado, con especias y mirra, en un paño nuevo de lino que no se había usado nunca con nadie» (Evangelio apócrifo de Gamaliel).
En el atrio de la basílica está colocada la Piedra de la Unción, en memoria de la piedad de Nicodemo y José de Arimatea, que prepararon el cuerpo de Jesús para su sepultura. 
Es muy venerada por los ortodoxos y está adornada con candelabros y lámparas. Un mosaico en el tabique frontal ilustra el episodio.(texto www.santosepulcro.custodia.org)

Décimo cuarta Estación - Jesús es sepultado - "José tomó el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia
y lo depositó en su propio sepulcro nuevo, que había hecho cavar en una roca. Después hizo rodar una piedra grande a la puerta del sepulcro". (Mt 27, 59).
El lugar más santo de la cristiandad, el lugar de la sepultura y de la resurrección de Cristo. Encerrada en esta sagrada cámara, la tumba es el punto central de toda la Basílica. La edícula fue erigida por los cruzados sobre restos bizantinos del tiempo del emperador Constantino.
Una pequeña puerta (133 cms.) introduce en la segunda habitación donde fue depositado el cuerpo de Jesús. El banco está protegido por láminas de mármol.
Los ornamentos no deslucen la simplicidad de este lugar, meta de millones de peregrinos y centro de la fe cristiana. Aquí Jesús venció a la muerte. (texto www.santosepulcro.custodia.org)

6 de julio

Barrio Cristiano


Hemos dormido estupendamente en nuestro Gold Jerusalem Hotel, situado al lado de la Estación de Autobuses, que aunque a priori parece lejano de la Old City, no lo es, pues casi por su puerta pasa el tranvía que nos dejaba en la Puerta de Jaffa en un periquete.

Cuando coges el mapa de Jerusalem en el hotel e intentas planificar tus días de visita, parece que dividir en cuatro el plano, y que teóricamente deben coincidir con los cuatro barrios en que la ciudad está dividida: noroeste, el cristiano: noreste el musulmán; sudoeste el armenio; y sudeste el judío; en la práctica no es tan sencillo: puntos estratégicos de uno y otro barrio se encuentran fuera de esta estructura y el visitante ha de ir serpenteando, entrando y saliendo de uno a otro. En principio, parece complicado, pero enseguida se le coge "el tranquillo".

La Puerta de Jaffa es quien da la bienvenida al visitante de Jerusalén en el 99% de los casos. Como todas, a los largo de la muralla, tenían una labor defensiva y de ahí su forma de codo de algunas de ellas para amortiguar la entrada del enemigo. En 1898 se hizo un corte en la muralla, con el objetivo de dar gran pompa a la entrada del Káiser Guillermo II a la ciudad. En su interior hay dos tumbas de las que se dice pertenecen a los arquitectos que fueron mandados decapitar por Solimán por dejar fuera del recinto de la ciudad el monasterio del monte Sión.

Es agradable el Barrio Cristiano, sobre todo a primera hora de la mañana. Terracitas con mesas, patios con buganvillas, macetas, jardines y el corazón del barrio: el Santo Sepulcro y en torno a él, 2.000 cristianos de diferentes confesiones, con sus patriarcas, sus conventos y sus iglesias. Pocos, cada vez menos. No llegan a los 14.000 en todo Israel. Y su número va menguando; van huyendo de tanto radicalismo religioso y racial y una crisis económica que parece no tener fin.
Barrio Cristiano (Jerusalén)


Camioncillos de basura adaptados a las estrechas calle de Jerusalén




Barrio Cristiano (Jerusalén)


Barrio cristiano (Jerusalén)





Barrio Cristiano (Jerusalén)


Barrio cristiano (Jerusalén)


Barrio Cristiano (Jerusalén)
Mercado de la carne, a prueba de estómagos valientes (Jerusalén)

Este día lo dedicaríamos casi exclusivamente a la Basílica del Santo Sepulcro; bien merecía la pena.

Esta gran mole que es la basílica, puede gustar o no, puede conmover o no -de hecho he visto gente llorando ante el edículo-; pero no cabe duda, de que a nadie deja indiferente. En ella Cristo fue crucificado, murió, fue enterrado y resucitó. Demasiada carga emocional, para unos hechos que han gobernado nuestra existencia desde hace 2.000 años. Todo a nuestro alrededor ha girado entorno a ellos: la pintura, la escultura, la arquitectura, la literatura, la historia,... el que estemos en el mundo entero en el 2015 y no en el 5775 hebreo y tantas y tantas cosas de nuestra civilización

Es dificil encontrar en toda Tierra Santa auténticos sitios originales de los hechos que conmemoran, por lo menos en una mente escéptica como la mía, pero comprendo que el buen Cristiano necesita tener algo tangible donde rezar, llorar, alabar o dar gracias y esa función la cumplen todas las iglesias bizantinas construidas en los siglos posteriores a la vida de Jesús. El que una orden funde una iglesia metro arriba metro abajo de un supuesto hecho está bien, pero la rocambolesca historia de la Basílica del Santo Sepulcro rebasa toda la cordura del ser humano. Siglo IV d.C, Santa Elena, madre del Emperador Constantino el Grande visita Palestina y hace que estudiosos deduzcan de las Sagradas Escrituras el sitio exacto del Gólgota, donde Jesús fue crucificado. Una vez situado -entonces el lugar de la Basílica se encontraba fuera de las murallas-, mandó destruir el templo de Venus y excavar el lugar, donde aparecieron tres cruces; ¿cuál era la del Señor y cuáles las del bueno y mal ladrón? Cuenta la leyenda que se mandó traer a una moribunda y se la colocó en cada una de las tres cruces; cuando yacía en la tercera de ellas, sanó milagrosamente. Constantino, aunque no abrazaría el cristianismo hasta poco antes de morir, cumplió el deseo de su madre, en base a su "inventio" y construyó una gran iglesia redonda sobre la gruta de la sepultura (no crea el lector que el "inventio" es una palabra que denoste la iniciativa de Elena; en latín "inventio" es "descubrimiento" . No duró mucho, en el 614, los persas entraron en la ciudad y quemaron el templo. Construcciones, nuevas destrucciones por parte de los turcos, un incendio, un terremoto y nuevas reconstrucciones han ido conformado la descomunal mole que hoy es la Basílica.

Si hoy caótica es su arquitectura, no lo es menos su organización entre las órdenes que la gestionan. A finales del siglo XIV los turcos apoyaron el condominio del Santo Sepulcro por las distintas iglesias, siempre y cuando les pagasen el tributo estipulado. Además de los "latinos" -así se llama a los católicos en Jerusalem, el espacio se lo repartían griegos, armenios, georgianos, coptos egipcios, jacobitas sirios y etíopes. No han sido pocas los desencuentros que entre todas que se han venido produciendo hasta la fecha; fanatismo e intereses económicos han tenido mucho que ver en las trifulcas.

Hoy en día, las iglesias más pobres han ido dejando la plaza a las más poderosas: Ortodoxos y católicos se reparten el Calvario -al que se sube por unas escaleras-: los griegos tienen la parte donde teóricamente se plantó la cruz, y los "latinos" donde Cristo fue crucificado al madero. Por su parte, en la cripta del Sepulcro, katinos, griegos y armenios han llegado a un entente cordial y se turnan a la hora de montar guardia. En la parte posterior, los coptos han hecho un agujero al que invitan al visitante a introducir el brazo y tocas la "auténtica tumba", previo pago, por supuesto. La Gruta de Santa Helena en el sótano del Santo Sepulcro pertenece a la Iglesia Armenia; un viejo aljive donde se supone se encontró la cruz. Peor parados en el reparto han quedado los etíopes; en 1808 un incendio destruyó los documentos que sustentaban sus derechos de custodia de los Santos Lugares, por lo que fueron confinados al techo de la Basílica y allí siguen.

Estas diferencias también inciden en la conservación del sitio. Por ejemplo, la comunidad de los sirianos tenían asignada la conservación de la Tumba de José de Arimatea, que según la tradición, ofreció su propia tumba a Jesús; pero esta orden perdió derechos dentro de la Basílica, a la fecha mantienen una pugna sirianos y armenios, lo que ha llevado a la degradación del habitáculo.

Otra curiosidad más sorprendente, si cabe, es que las llaves del Santo Sepulcro están confiadas a una familia musulmana desde el siglo XII, los Nuseibah, evitando de esta manera fricciones añadidas a las ya maltrechas relaciones entre órdenes.


Torre del Campanario (Basílica Santo Sepulcro - Jerusalén)
Capilla de los Francos - Acceso directo al Calvario, facilitando a los peregrinos medievales cumplir el voto, aunque la Iglesia estuviera cerrada o no tuvieran dinero para pagar la tasa de entrada (Basílica Santo Sepulcro)
Capilla del Calvario

Capilla de la Crucifixión (Basílica Santo Sepulcro)
Capilla de Adán - En el ábside, grieta que aseguran se produjo en el momento de la muerte de Jesús


Piedra de la Unción (Basílica del Santo Sepulcro


Edículo del Sepulcro (Basílica Santo Sepulcro)




En la Capilla del Ángel, fragmento de roca que cerraba el Sepulcro (Basílica Santo Sepulcro)



Anastásis (Resurrección) - Rotonda en tres niveles en el que se encuentra el edículo del Sepulcro


Capilla de la Aparición (Basílica Santo Sepulcro)


Columna de la Flagelación. Capilla de la Aparición


Capilla de la Invención (Basílica Santo Sepulcro)
Iglesia de Santa Elena (Basílica Santo Sepulcro)

Iglesia Luterana del Redentor. Es la iglesia más moderna de Jerusalén, aunque ha sido construida sobre una iglesia de los tiempos de Carlomagno. Es un gran templo con una elegante torre blanca de campanario, que debe tener unas vistas espectaculares. Desconozco si se puede subir. Esta iglesia ha tenido mucha relevancia en los últimos tiempos, pues desde 2012, están expuestas al público las excavaciones hechas en su subsuelo, con explicaciones de los trabajos arqueológicos apoyados en presentaciones multimedia, con el nombre de "A través de los siglos". Estas excavaciones al parecer, han terminado con la polémica sobre si la Iglesia del Santo Sepulcro se encuentra en el sitio exacto en que se encontraba el Gólgota.


Iglesia luterana del Redentor (Jerusalén
La confusión surgió en el siglo XIX, cuando se cuestiona que el Gólgota no podía estar dentro de la ciudad de Jerusalén, pues ello iba en contra de las leyes judías, según las cuales, las ejecuciones y entierros debían llevarse a cabo del otro lado de los muros. A finales del mismo siglo fue hallado un enorme muro, que se pensó era el segundo muro de Jerusalén, según lo describió el historiador Flabio Josefo, construido en tiempos de Herodes el Grande, lo que daba verosimilitud a la idea de que se encontraba fuera de Jerusalén. En el siglo XX más hallazgos abundaban sobre esta teoría: el área que rodeaba el segundo muro había estado deshabitado en vida de Jesús; es más se comprobó que en esos tiempos era una cantera de piedra, lo que se ajustaba a la descripción del Gólgota. Pero siguiendo las excavaciones hacia abajo se descubrieron dos metros de espesor de escombros de la ciudad destruida por el emperador Tito, en el año 70 d.C. Eso significaba dos cosas, primera, que ese gran trozo de piedra correspondía a una construcción posterior a la muerte de Jesús y además, que no se trataba de un muralla, sino de un muro de un templo a Venus (Afrodita) que formaba parte de la nueva ciudad construida por el emperador Adriano y donde los judíos tenían prohibida la entrada. Luego la Iglesia del Santo Sepulcro, a escasos metros de la Iglesia del Redentor estaba construida en lo que en aquellos tiempos fuera una cantera a las afueras de Jerusalén.


Iglesia Luterana del Redentor (Jerusalén)
Iglesia de San Alejandro Nevsky.- En el interior de esta iglesia pueden verse los restos de la Iglesia del Santo Sepulcro mandada construir por el Emperador Constantino en el siglo IV. Iglesia muy denostada por parecer más un hotel o una residencia que una iglesia, pero bien merece una visita. En sus famosas excavaciones apareció una puerta que se pensaba en principio fue la utilizada por Jesús en su camino al Calvario, pero posteriores análisis la sitúan en el siglo II. Entre los restos de la iglesia original de Constantino se ha encontrado la enorme escalera que conducía al templo.
Iglesia Alejandro Nevsky


Iglesia San alejandro Nevsky


Iglesia San Alejandro Nevsky (Jerusalén)
Una visita de obligado cumplimiento es subir a los tejados del Hospicio Austriaco, especie de residencia para peregrinos, en cuya azotea han instalado una puerta rotatoria que sólo se puede atravesar previo pago; merece la pena y mucho. Las vistas no pueden ser más espectaculares.
Vistas desde tejado Hospicio Austriaco


Vistas desde el tejado del Hospicio Austriaco (Jerusalén)
Vistas desde el Hospicio Austriaco (Jerusalén)
Aquella noche, teníamos entradas para ver el espectáculo de luz y sonido en la Citadel - Torre de David - The Night Spectacular. Si como a mí, a alguien le asaltan dudas sobre si la recomendación de "llevar ropa de abrigo" es algo genérico que utilizan en cualquier época del año, me gustaría recomendarle que sí, que aunque sea verano se lleve algo ligero de abrigo, pues de noche bajan mucho las temperaturas.

El sitio del show es un lujo, el patio de la Ciudadela. Mientras estás esperando, y tienes delante las enormes paredes del Palacio, uno no sabe lo que le espera, pensé que de algún sitio saldría una gran pantalla en la que proyectarían el espectáculo, pero no; asombrosamente las grandes paredes son la base de las proyecciones y puedo asegurar que nunca he visto ningún show de este tipo tan conseguido. Ruego que no os lo perdáis, merece la pena desde todo punto de vista.

La proyección, que dura 45 minutos, hace un recorrido por la historia de Jerusalén a través de los distintos periodo que conforman su historia, que comienza en el año 3300 a.C y termina en 1948 con la creación del Estado de Israel

Desgraciadamente no se pueden sacar fotografías, pero me parece tal crimen no poder dejar imágenes de esta maravilla, que he "tomado prestadas" las fotos siguientes de ; www.allaboutjerusalem.com y serán retiradas a requerimiento de los propietarios.
Picture property of www.allaboutjerusalen, it will be withdrawn upon request


Picture property of www.allaboutjerusalen, it will be withdrawn upon request


Picture property of www.allaboutjerusalen, it will be withdrawn upon request


Picture property of www.allaboutjerusalen, it will be withdrawn upon request


7 de julio


Puerta de Damasco (Jerusalén)
Nuestra entrada a Jerusalén esta vez, sería por la Puerta de Damasco, a través del Barrio Musulmán. Queríamos visitar la Explanada de las Mezquitas y ver el Barrio Judío y no es que estuviera más cerca, sino por patear otra zona que la aledaña a la Puerta de Jaffa.

Una de las principales señales de que estamos en territorio árabe son la multitud de fuentes que vamos encontrando a nuestro paso.






Fuente en Barrio Musulmán (Jerusalén)


Sabyl Suleimán (fuente otomana)
Llegaba la gran desilusión del viaje. Habíamos llegado muy tempranito, pues al parecer en tiempos de Ramadán, como lo estábamos en aquel momento (y durante todo nuestro viaje) sólo abrían, para los no mulsulmanes, de 8:00 a 10:00 de la mañana. Teníamos la idea de visitar la Explanada de las Mezquitas, para luego seguir al Barrio Judío. Llegamos al control policial y nos encontramos cerrado el acceso a la zona de la Explanada. En muy mal tono, me pregunta la policía -judía claro, no hay otra- que dónde voy y le digo que al "Dom of the Rock" y me dice que ni hablar, que es Ramadán y no se permite el paso de los no musulmanes (bueno por esa entrada de nadie, pues es la Puerta de los Moros, sólo para los no musulmanes). "Pero, creo que de 08:00 a 10:00 sí se puede..." Nada no hubo manera. Hasta la fecha me he quedado convencida de que mi pregunta estaba mal planteada, le tenía que haber dicho que iba al "Monte del Templo", como ellos llaman al recinto.

Barrio Judío

Barrio Judío (Jerusalén)

Llegamos al Muro de las lamentaciones y es tal la atracción que ejerce, que procuramos visitarlo una y otra vez. El escenario cambia según la hora del día, según el día de la semana y más si se trata de un día de fiesta sagrada. Es lunes y son las 08:00 de la mañana y la actividad es visible. No puedo imaginar una iglesia católica a esa hora; seguramente la encontraríamos cerrada.

El Kotel, el lugar más santo del judaísmo por ser el único en pié del antiguo Templo. ¡Cuánta fe en estas piedras! Se ven adultos con sus incesables rezos, delgados adolescentes meciéndose al ritmo de dios: "Bendito es el eterno, el Bendito para siempre", mascullan igual que hacen sus padres, igual que hicieron sus abuelos, sus bisabuelos,... en los cinco continentes y niños, muchos niños, ayudando a sus mayores y aprendiendo y absorbiendo los 613 mandamientos contenidos en la Torá. ¡Por Jehová!, ¿es que estos niños no van al colegio?
Muro de las Lamentaciones (Jerusalén)


Muro de las Lamentaciones (Jerusalén)
El Barrio Judío dista mucho de sus vecinos musulmanes. Es una zona residencial, de calles limpias, con tiendas buenas y de calidad. Supongo que todo ello tendrá mucho que ver con las gentes que lo habitan, pero también coadyuvó, el que se trata de un barrio nuevo que presume de sus cosas antiguas. Bombardeada por la Legión Árabe de Jordania en 1948, tuvo que ser reconstruida de cero a partir de 1967.


Niños en Barrio Judío (Jerusalén)
Llegamos al Cardo Máximus, reconstrucción de la primera calzada romana y bizantina, que en tiempos llegaba hasta la puerta de Damasco. Un enorme y bello mural recrea un día cualquiera del Cardo en la época romana. Unos pozos permiten ver  los estratos de una muralla  de los tiempos del primer y segundo Templo. Unos cuantos museos en esta zona, sumergen al visitante en distintas épocas de la vida del Jerusalén hebreo: la campaña de 1948 por el control de la ciudad; la vida en el barrio judío durante los últimos años del gobierno otomano o la Casa Quemada, una casa enterrada entre escombros sacada a la luz y que fue destruida en el 70 d.C. El Museo arqueológico Wohl, con una casa del siglo I y varios yacimientos herodianos completan la oferta museística del barrio.
Cardo Máximus (Jerusalén)
Cardo Máximus en épocas romanas

No lejos, porque no hay nada lejos, se llega a la Plaza Hurva, una gran y despejada plaza que choca, con el resto de la ciudad, con terrazas, bancos y dominando casi toda ella, la sinagoga Hurva. Su historia es pintoresca: en el año 1700, un grupo de inmigrantes polacos judíos compró el terreno y solicitaron financiación para su construcción a unos árabes locales a un 40% de interés; en 1720 ante la falta de pago, los prestamistas la quemaron y se bautizó con el nombre de Hurva (ruinas). En 1864 unos judíos lituanos la reconstruyeron, pero en 1948 los soldados judíos la utilizaban como búnker y tras una encarnizada batalla la Legión Árabe de Jordania la dinamitó, reabriendo finalmente sus puertas tras una costosa y larga reconstrucción, en el 2009. No se puede dejar de visitar, además de lo interesante que resulta ver en plena concentración estudiosa a tantos judíos, desde el primer piso; las vistas desde la azotea son inigualables.
Plaza Hurva (Jerusalén)
Sinagoga Hurva (Jerusalén)


Vistas desde Sinagoga Hurva (Jerusalén)
Vistas desde Sinagoga Hurva (Jerusalén)
Estudio de la Torá en Sinagoga Hurva (Jerusalén)











Ortodoxos estudiando la Torá con tefilín (Jerusalén)

Además de la Hurva, están la Sinagoga Ramban y las cuatro Sinagogas sefardíes, de las cuales nos conformamos con visitar la Sinagoga Ben Zacai, que según recomendaba la Lonely Planet es la mejor de todas. Tiene 400 años de antigüedad. Es curioso que del interior, la guía cita, como más característico, situado en una alta ventana: un shofar (cuerno de carnero) y un frasco de aceite, destinado a anunciar la llegada del Mesías cuando ésta se produzca y ungirlo. Dicen que en las fechas de su construcción se construyó un túnel para que el Mesías llegara de la Mezquita al Templo sin que fuera molestado. En la entrada a la sinagoga, un simpatiquísimo judío albaceteño nos dio la bienvenida y vive Dios que explotamos su compatriotismo, pues le freímos a preguntas. Por ejemplo, algo que nos intrigaba y no sabíamos para qué servía: una especie de cajita que se colocan los ortodoxos en la frente y que se llama "tefilín". Consiste en dos pequeñas cajas de cuero unidas por correas también de cuero y en su interior, cuatro secciones de la Torá escritas en pergamino. Una cajita es colocada en el brazo izquierdo para que esté frente al corazón -el lugar de las emociones- y la correa debe rodear la mano izquierda y el dedo medio de esa mano. La otra, se pone por encima de la frente. Esto lleva a recordar que estamos al servicio de Dios en todo lo que pensamos, sentimos y hacemos.
Torá en Sinagoga Ben Zacai (Jerusalén)
Shofar y aceite en sinagoga (Jerusalén)


Sinagoga Ben Zacain (Jerusalén)

Una de las callecitas con una escalera hacia un tejado, conduce a un sitio frente al Muro de las Lamentaciones, con unas vistas impresionantes.


Vistas desde azotea Barrio Judío (Jerusalén)


Vistas desde azotea Barrio Judío (Jerusalén)

Barrio Armenio

Al sur del Barrio Cristiano, el Barrio Armenio es el más pequeño de todos. No sé qué voy a contar del Barrio Armenio. Había leído que sólo viven unos 500 armenios dentro de los muros del patriarcado. Apenas se les ve, aunque su presencia se remonta a muchos años atrás; vinieron por motivos religiosos y más tarde huyendo del genocidio turco de 1915. Viven en un mundo hermético, donde se concentran la catedral de San Jaime, varias iglesias, monasterios y escuelas. Quizá un pueblo que ha sufrido tanto, no puede comportarse de otra manera. Lo cierto es que todo estaba cerrado o en obras.


Barrio Armenio (Jerusalén)
Barrio Armenio (Jerusalén)
Convento Armenio de San Jaime (Jerusalén)
La Iglesia de Cristo fuer la primera iglesia protestante de Tierra Santa, construida en 1849. Irónicamente, sus fundadores pensaron que los judíos se establecerían en una Palestina turca, en aquellos momentos, y que reconocerían a Cristo como el Mesías; por ello, se construyó a semejanza de una sinagoga, con el fin de presentar el cristianismo no muy alejado del judaísmo. Por ello, se ven símbolos judíos, escritura hebrea, incluida la estrella de David. Posteriormente, se convertiría en Consulado británico en Palestina y hoy alberga un hospicio cristiano y un café.


Iglesia de Cristo (Jerusalén)
Era pronto y terminamos el día en el Museo de la Torre de David. En un extraordinario emplazamiento, que ya conocíamos, por el espectáculo de luz y sonido, en la antigua Ciudadela, el museo recrea los tres mil años de historia de la ciudad, mediante diversas técnicas audiovisuales. Un didáctico recorrido que avanza cronológicamente por los sucesivos periodos; empezando antes del rey David y terminado con la creación del estado de Israel. Todas las civilizaciones vinculadas a Jerusalén tienen su tratamiento en el museo: persas, griegos, romanos, bizantinos, árabes, otomanos, británicos. Con audioguía incluida, se recorre la gran ciudadela y todas sus dependencias, maravillosamente seccionadas y explicadas y para más regocijo, la subida a la Torre Fasael, desde donde se disfruta de unas espectaculares vistas de la ciudad vieja y nueva de Jerusalén. Y como es un país que no deja de agujerear su subsuelo en busca de nuevos tesoros, el último: la prisión británica en el Palacio de Herodes.

La Ciudadela comenzó con el Palacio de Herodes el Grande en el siglo I, dotándola de tres enormes torres (al parecer pretendiendo emular el Faro de Alejandría). Al morir Herodes fue utilizada como palacio de los procuradores romanos, hasta su destrucción, en el año 66 por rebeldes judíos. Los bizantinos pensaron que estaban en el Monte Sión y confundieron las ruinas con el palacio de David y de ahí el nombre que tiene hoy la torre. Musulmanes y cruzados fueron haciendo añadidos y Solimán el Magnífico le dio la forma actual en 1310, incluida la puerta por la que se accede hoy. En sus escaleras, en 1917, Allenby acepto la rendición de la ciudad, dando fin a 400 años de gobierno de los turcos otomanos.



Ciudadela - Museo Torre de David (Jerusalén)


Vistas desde Torre de David (Jerusalén moderno)


Vistas desde Torre de David (Jerusalén Vieja


Vistas desde Torre de David (Jerusalén Vieja)




Vistas de la Cúpula de la Roca (Jerusalén)


Ciudadela - Museo Torre de David (Jerusalén)


Ciudadela - Museo Torre de David (Jerusalén)
Ciudadela - Museo Torre de David (Jerusalén)



Ciudadela - Museo Torre de David (Jerusalén)
8 de julio

Monte de los Olivos


No eran todavía las 8 de la mañana cuando llegábamos a la estación de autobuses musulmana, tras bajarnos en la cercana Parada de la Puerta de Damasco (hay una primera estación grande, que no es ahí, pero preguntando te mandan a otra que está a unos pasos andando), para coger el autobús 175.

Esta excursión me había generado muchas dudas antes de llegar a Jerusalén. Había leído muchos diarios de viaje que contaban la recomendación de la Oficina de Turismo de no hacer esta visita por libre, pues entrañaba ciertos peligros. Nada más lejos de la realidad; el amable conductor siempre os avisará cuando hayáis llegado a la Iglesia del Pater Noster, la más alta de la ciudad, para luego ir bajando a pié, visitando los puntos destacables, sin pérdida ninguna y cuesta abajo. Muy agradable.

Según el libro de Zacarías, aquí vendrá de nuevo el Mesías a redimir a los muertos el día del Juicio Final, esperemos que tarde mucho, mucho.

Desde el autobús vi una iglesia que se llamaba la Iglesia de la Ascensión, le pregunté al conductor y me dijo que no, que me tenía que bajar en la del Pater Noster que teóricamente era la parte más alta; más tarde veo en el mapa de la Lonely Planet que fuera del plano -por lo visto se trata de una iglesia construida por el Kaiser Guillermo II-, pero que se quedó sin ver. (Si alguien desea verla, me temo que debería coger el autobús nuevamente, pues hay una distancia considerable).

Nada más bajarnos, nos dirigimos a la Iglesia del Pater Noster. Como todo, con su historia de construcción, destrucciones y reconstrucciones. Santa Elena, madre del emperador Constantino, construyo la Iglesia Eleona (así se la conoce hoy también y es una corrupción de la palabra griega elaionas -olivar-); destruida por los persas y reconstruida por los cruzados, en el convencimiento de que aquí predicó Jesús el Padre Nuestro; no deberían estar muy bien construidas, pues se desmoronaron algunos siglos después; en el siglo XIX, una noble italiana compró los terrenos, edificó el convenito y sacó a la luz la cueva donde Jesucristo impartía sus enseñanzas; una bonita sepultura guardas sus restos. Su mayor reclamo son unos azulejos con el texto del Padre Nuestro en 140 idiomas (algunos como el vasco, el mallorquín, el maya, el asturiano). Al parecer en su página web se muestra la oración en más de 1.400 lenguas. La iglesia no la pudimos ver pues estaban oficiando misa.


Iglesia Pater Noster - Monte de los Olivos (Jerusalén)
Padre Nuestro en maya - Iglesia Pater Noster (Jerusalén)


Cueva donde oraba Jesús - Iglesia del Pater Noster - Monte de los Olivos (Jerusalén)

¿Mezquita de la Ascensión? ¿no es una contradicción? Su historia lo aclara todo. Según San Lucas, desde aquí ascendió a los cielos Jesús. En el siglo IV se construyó una iglesia que, como siempre, fue destruida y reconstruida, no una sino dos veces, hasta que Saladino, en el siglo XII, la convirtiera en mezquita. En fin, esta construcción circular, en la que muestran las argollas donde se ataban las cuerdas de las tiendas en la fiesta de la Ascensión; una huella que se atribuye a Jesús -la derecha, la izquierda está, según parece en la Mezquita de Al-Aqsa- (al parecer era muy normal llevarse fragmentos de los sitios sagrados durante el medievo).

En épocas bizantinas estaba, al parecer, abierta al exterior por arriba y dentro la huella del Señor y los peregrinos, recogían polvo que se llevaban de recuerdo.


Mezquita de la Ascensión - Monte de los Olivos (Jerusalén)


Capilla rusa de la Ascensión. Es la estructura más alta del Monte de los Olivos, construida en el siglo XIX, durante la Primera Guerra Mundial albergó un batallón turco. Esta, además, se atribuye el haber sido el sitio donde se enterró la cabeza de San Juan Bautista y fue encontrada por dos monjes sirios en el siglo IV.

Sinceramente, es algo complicado, aquí no hay dos sino tres Iglesias/Capillas de la Anunciación, que reclaman el privilegio de haber sido el sitio desde donde Jesús ascendió a los cielos. Elija la que más le guste.


Capilla rusa de la Ascensión - Monte de los Olivos (Jerusalén)


Capilla rusa de la Anunciación - Monte de los Olivos (Jerusalén)
Campanario Iglesia rusa de la Ascensión, parte más alta del Monte de los Olivos (Jerusalén)
Según se va bajando las impresionantes vistas se quedan grabadas en la retina para siempre.




Cúpula de la Roca desde el Monte de los Olivos (Jerusalén)


Vistas Jerusalén desde Monte de los Olivos
Según se baja hay un cartel pequeño anunciando la Tumba de los Profetas, Muy cerquita y de una manera muy rocambolesca aparece una escalerita ¡junto a una antena parabólica- que conduce a la tumba de tres profetas que están allí enterrados: Hageo, Zacarías y Malaquías -siglo V. a.C.-. Hay un monje vigilando que te ofrece velas para que puedas ver; aun así tuvimos que recurrir al teléfono para vislumbrar lo poco que hay. Interesante.
Tumbas de los Profetas - Monte de los Olivos (Jerusalén)


Tumba de los Profetas - Monte de los Olivos (Jerusalén)


Tumba de los Profetas - Monte de los Olivos (Jerusalén)
Según se baja hay una primera zona de sepulturas -más bien última, pues la primera empezaría al final de la ladera-, pertenecientes al Cementerio Judío en uso más antiguo del mundo. Unas 150.000 personas están enterradas aquí. Pero ni los muertos han podido vivir tranquilos a lo largo de los años, durante la ocupación jordana muchas sepulturas fueron profanadas e incluso utilizadas como adoquines.

Las vistas siguen siendo igual de impresionantes que las de arriba, pero más cerquita.


Cementerio Judío - Monte de los Olivos (Jerusalén)


Monte de los Olivos (Jerusalén)


Iglesia de María Magdalena - Monte de los Olivos (Jerusalén)
Iglesia Dominus Flevit
Roca donde lloró Jesús por Jerusalén Iglesia Dominus Flevit



Pequeña Iglesia de Dominus Flevit, con forma de lágrima, es una de las últimas construidas en el Monte de los Olivos -1950-. La original construida por  peregrinos medievales, que aseguraron haber encontrado la roca en la que Jesús lloró por Jerusalén.

Como en todos sitios, no se deja de sacar tesoros debajo de la tierra.



Iglesia Dominus Flevit - Monte de los Olivos (Jerusalén)
Siete cúpulas bulbosas coronadas con una cruz son uno de los iconos del Monte de los Olivos y de Jerusalén misma, la Iglesia de María Magdalena. Es una iglesia griego ortodoxa en la que viven unos 40 monjes de todas las nacionalidades. Su coro tiene una renombrada fama.



Iglesia Santa María Magdalena - Monte de los Olivos (Jerusalén)



Monte de los Olivos (Jerusalén)
La Iglesia de todas las Naciones se encuentra situada cerca del pie del Monte de los Olivos y fue construida sobre la roca en que se cree rezó en su agonía Jesús, la noche anterior a ser crucificado.

La Iglesia y el jardín adyacente, conocido como de Getsemaní, con sus ocho antiquísimos olivos invita a la oración. La Iglesia es también conocida como Basílica de la Agonía y fue construida en 1924. La iglesia es característica por sus mosaicos realizados por el arquitecto Barluzzi. En el interior, en el techo, aparecen los escudos de los 12 países que han contribuido a su reconstrucción. Y dejan muy patente en una pizarra, a la entrada, que aunque la iglesia es de todas las naciones no todas contribuyen a ella.


Iglesia de todas las Naciones - Monte de los Olivos (Jerusalén)
Alrededor de la Iglesia está el jardín de Getsemaní, donde se cree que fue apresado Jesús. Al parecer no hay duda de que tres de los olivos existentes actualmente presenciaron la escena, pues están datados de más de 2.000 años. Cuando vine la primera vez podías acercarte y tocarlos, hoy están rodeados de alambradas.


Iglesia de Todas las Naciones - Monte de los Olivos (Jerusalén)


Jardín de Getsemaní - Monte de los Olivos (Jerusalén)
 El Nuevo Testamento no habla nada sobre la muerte y enterramiento de María, la madre de Jesús, pero una fundamentada tradición cristiana sitúa su tumba en una pequeña iglesia de la Tumba de María a los piés del Monte de los Olivos.
La gran cripta aque contien la tumba vacía en la Iglesia de la Asunción es todo lo que queda de una iglesia del siglo V. La entrada se hace a través de una iglesia cruzada del siglo XII que se ha preservado intacta. A la derecha un pasaje conduce a la gruta de Getsemaní.

La Iglesia pertenece a franciscanos católicos desde 1363 hasta 1757. Cuando fueron expulsado pasó a manos de lglesias ortodoxas del Este: la Griega, la Armenia, la Siriaca, la Copta y la Etíope. Hasta los musulmanes trabajan aquí. En el muro de la derecha de la tumba existe un mihrab en dirección a la Meca, instalado tras la conquista de Saladino en el siglo XII.

Es oscura y un tanto triste, pero invita a la meditación.


Tumba de la Virgen María - Monte de los Olivos (Jerusalén)


Tumba de la Virgen María - Monte de los Olivos (Jerusalén)


Tumba de la Virgen María - Monte de los Olivos (Jerusalén)




Entrada a la Gruta de Getsemaní - Monte de los Olivos (Jerusalén)
Barrio Musulmán


Barrio Musulmán (Jerusalén)
Ya es viejo conocido. Para seguir el Via Crucis, mismamente, hemos debido de comenzar en iglesias y puntos construidos en calles árabes. Es algo caótico. Al parecer no dan licencias a palestinos para construir nuevas casas, por eso construyen pisos clandestinamente, y las viviendas llegan algunas a la altura de las almenas. Si no fuera por la algarabía uno no se da cuenta cuando llega a territorio musulmán; por lo visto las banderas palestinas están prohibidas por ello se exhiben las que son parecidas a la suya, la jordana, por ejemplo.


Puerta de San Esteban o de Los Leones (Jerusalen)
Esta vez, como veníamos del Monte de los Olivos, hemos llegado caminando hasta la Puerta de San Esteban o de Los Leones. Puerta de San Esteban en honor al primer mártir cristiano, martirizado no lejos de la puerta o de Los Leones, en hebreo, por los dos pares de leones tallados en el arco. Por ella también se abrieron camino los paracaidistas israelies en 1967 para arrebatar la ciudad vieja a los jordanos.

Esta zona del barrio musulmán es mucho más tranquilo. La cruzamos para ver la Iglesia de Santa Ana y la Piscina Bethesida. Es la hora del almuerzo, por lo que está cerrada. Nos vamos a comer y a pasear algo para hacer tiempo hasta que la abran.

He leído mucho sobre las peculiaridades de la arquitectura mameluca, de las que al parecer hay numerosas muestras en el Barrio Musulmán, pero la siguiente imagen es la única muestra que he visto en todos mis paseos.

Al parecer en tiempos de los mamelucos (1250-1517), una dinastía militar que actuaba fuera de Egipto, procedentes de esclavos turcos en su mayoría, islamizados y que crearon su propio sultanato. Expulsaron a los cruzados de Palestina y siria y tenían la peculiaridad de que no podían tener riquezas, por lo que todo el dinero lo invertían en construcciones, por lo que construyeron numerosas mezquitas, madrazas, monasterios, albergues, etc. Sus edificaciones se caracterizan por las franjas de piedra oscura y clara; técnica llamada ablaq.


Arquitectura mameluca, (Jerusalén)


Escudo Barrio Musulmán (Jerusalén)


Barrio Musulmán (Jerusalén)
No cabe duda de que la Iglesia de Santa Ana es la iglesia cruzada mejor conservada en Jerusalén. Se encuentra erigida en donde tradicionalmente se cree que estaba situado el hogar de los padres paternos de Jesús, Ana y Joaquín, y además, el lugar de nacimiento de la Virgen María.

E Nuevo Testamento no dice nada sobre el lugar de nacimiento de la María, pero en los evangelios apócrifos lo sitúan cerca del área del templo.

Llama la atención la asimetría de su diseño. Las columnas no son iguales, las ventanas son de distinto tamaño,... La iglesia actual fue construida por los cruzados en 1140. En la cripta se encuentra la cueva donde aseguraban que nació la Virgen maría. Curiosamente no fue destruida durante la conquista musulmana, sino convertida en colegio de leyes por el Sultán Saladín, cuyo nombre aparece en la inscrip`ción árabe en la entrada. Tras dos o tres siglos el edificio fue abandonado. Al terminar la Guerra de Crimea entre el Imperio Turco Otomano y Rusia, el Sultán de Estambul, en 1956 regaló el sitio al gobierno francés en gratitud por su ayuda durante la guerra. Los franceses restauraron el edificio en aquellos momentos y en 1967 tras los daños sufridos durante la Guerra de los Seis Días.


Iglesia de Santa Ana (Jerusalén)
Interior Iglesia de Santa Ana (Jerusalén)
Gruta donde se cree nació la Virgen María
Justo al lado de la Iglesia de Santa Ana, se encuentra la Piscina de Bethesda, donde se localiza uno de los milagros de Jesús. Las aguas tenían fama de tener poderes curativos y se cuenta que un hombre paralítico había esperado durante 38 años a que alguien le ayudara a entrar en la piscina; cuenta la Biblia que Jesús le dijo "Levántate, coge tu estera y anda" y sanó inmediatamente (San Juan 5:2 - 18).

Propiedad del Gobierno francés y gestionado por los frailes blancos. San Juan la había descrito detalladamente en sus Evangelios y al no descubrirse hasta muy tarde, se pensaba que podía ser una invención del apóstol.



Piscina Bethesda (Jerusalén)


Piscina Bethesda (Jerusalén)
 Ya os he comentado la espinita que llevo clavada por no haber podido pasar a la Explanada de las Mezquitas por ser Ramadán. Cuando nos marchábamos y pasábamos por una de las nueva puertas que dan a la explanada, no pude reprimir mi impulso y de rogarle a los policías que me dejaran pasar; finalmente, se condolieron y me dejaron tomar esta foto. Es todo lo que he conseguido, por lo menos a pie de calle.


Cúpula de la Roca (Jerusalén)


 Muy cerquita de la Puerta de Damasco, se encuentra la Cueva de Sedecías. En realidad se trata de una cantera de donde ha salido buena parte de las grandes construcciones de Jerusalén. Pero durante siglo ha sido motivo de múltiples leyendas. La realidad eds que la boca es natural y de ella se excavaron muchísimos metros cuadros de piedra.


Cueva de Sedecías (Jerusalén)
Jueves, 9 de julio

Aquel día estaba programada la visita al Monte Zion, en la parte suroeste de la Old City; para ello, cogimos a espaldas de nuestro hotel el autobús número 1 que nos dejó todo lo más cerquita que era posible de la Iglesia de San Pedro Gallicantu, en la ladera de la colina.

Al bajarnos del autobús coincidimos con una familia festejando el Benei Mitzvah (no era el primero que veíamos y ya me había documentado sobre el acontedimiento. Se trata del ritual que celebran los familiares cuando el varón (Bar Mitzvah) o la hembra  (Bat Mitzvah) han alcanzado la madurez necesaria para comprender la Torá y formar parte de la comunidad judía (12 años para las niñas y 13 para los niños).
Celebrando el Mitzvah (Jerusalén)


Mitzvah (Jerusalén)

Escondida entre árboles, se alza la Iglesia de San Pedro Gallicantu, bonito templo, construido sobre cimientos de anteriores iglesias bizantina y cruzada; incluso se piensa que aquí estaba situada la casa de Caifás ante quien se llevó a Jesús tras su arresto, por lo que también es el lugar donde Pedro renegó de Jesús tres veces antes de que el gallo cantara, según le vaticinó su maestro que ocurriría.
Escalera por donde en teoría subió Jesús en su camino hacia el cenáculo (Jerusalén)

Cuando nos encontrábamos en la capilla superior entró un grupo de españoles que dirigidos por un cura extremeño, peregrinaban por Tierra Santa. La tentación fue inevitable, pues el cura hablaba como los propios ángeles y nos unimos al grupo (pidiendo las correspondientes disculpas). La visita a la iglesia fue una delicia, con explicación hasta de la última piedra de la iglesia.

Los mosaicos, las vidrieras; la zona rocosa donde se rememoran las negaciones de Pedro y una cisterna de la época bizantina, con las pintadas de cruces. Y una escalera por donde a juicio de nuestro guía, no cabía duda había subido Jesús, primero acompañado por sus apóstoles camino del cenáculo y, posteriormente, aprehendido y llevado ante el sumo sacerdote.

Las magistrales explicaciones iban acompañadas de lecturas del Nuevo Testamento y oraciones, con tal recogimiento que ponía los pelos como escarpias.


Iglesia San Pedro en Gallicantu - Monte Sión (Jerusalén) 





Monumento conmemorativo a las negaciones de Pedro (Jerusalén)
Tumba rey David (Jerusalén)
Siguiente punto, ya subiendo la colina del Monte Sión, monte sagrado donde los halla; venerado por las tres religiones principales: cristianismo, judaísmo e islamismo, llegamos a la Tumba del rey David. La instalación actual es una estructura cruzada construida dos milenios ¡nada menos! después de la muerte del rey David y su ubicación es de dudosa autenticidad, pero durante la época en que el Muro de las Lamentaciones se encontraba en territorio jordano, este fue el lugar de peregrinación por excelencia de los judíos.


Cenotafio Tumba rey David (Jerusalén)


Tumba rey David (Jerusalén)
Mirab árabe en sinagoga de la Tumba de David y
presunto Cenáculo de la última Cena
¿Se puede contener más significado en un mismo sitio?
 Cenáculo o Sala de la Última Cena. En el siglo V, construida por el emperador Adriano, existía una iglesia que conmemoraba la reunión de los discípulos tras la teórica ascensión a los cielos de Jesús; en 1244, dicha iglesia fue destruida, pero Saladino otorgó el permiso para comprar los terrenos y construir de nuevo un templo a los Franciscanos, como así hicieron, construyendo lo que pudo ser el Cenáculo, sin basílica; pero 200 años después con la expulsión de la orden, el sitio fue convertido en lugar sagrado musulmán porque el sitio conservaba la tumba de David. No olvidemos que David es no sólo fundador de la religión judía, sino también de la musulmana.

Desde entonces y hasta hace pocas fechas, el Cenáculo fue convertido en mezquita; y recientemente, las autoridades israelíes han suprimido el culto en lo que hoy es la sinagoga de la tumba de David.



Mezcla de símbolos judíos y árabes en un mismo sitio: Lugar de la Última Cena de Jesús; mezquita árabe y sinagoga judía de la Tumba de David (Jerusalén)
Seguimos ascendiendo una corta distancia por el Monte Sión, hasta la Iglesia y Monasterio de la Dormición. Bonita iglesia aneja al convento benedictino, que fue consagrada en 1910. Construida en lo que, como casi todas, otrora fuera la antigua iglesia bizantina de Hagia Sion y la posterior iglesia cruzada de Santa María del Monte Sión. La iglesia posee una impresionante cripta dedicada a la dormición de la Virgen, en cuyo centro se encuentra una estatua de la Virgen realizada de madera y marfil. La cúpula decorada con mosaicos que muestran a Jesús rodeado de seis mujeres del Antiguo Testamento: Eva, Miriam, Yael, Judith, Ruth y Esther. En el exterior doce columnas representan a los apóstoles presentes durante las últimas horas con vida de la Virgen.

No pueden perderse tampoco las impresionantes vistas que se pueden ver desde las terrazas de la iglesia.


Iglesia de la Dormición - Monte Sión (Jerusalén)


Estatua de la Virgen María en la Iglesia de la Dormición - Monte Sión (Jerusalén)
Un pequeño esfuerzo de ascenso más y llegamos al Cementerio Cristiano, que se encuentra en la parte más alta del monte, con el objetivo de ver una tumba concreta que llamaba mucho mi atención: la tumba de Óskar Schindler. ¿Quien no ha visto la película "La lista de Schindler", dirigida por Steven Spielberg, basada en los hechos reales llevados a cabo por Óskar Schindler, empresario alemán que ayudó a salvar la vida de 1.200 judíos polacos durante el Holocausto.

Preguntamos al vigilante cómo podríamos encontrar la tumba en aquel maremágnum de sepulturas, todas aparentemente parecidas y nos dio unas pautas para encontrarla, pero a pesar de ello, invertimos más de media hora en su búsqueda. En fin, pedir por su alma sería nuestro agradecimiento como pertenecientes a la raza humana.
Tumba de Oskar Schindler en Cementerio Cristiano de Jerusalén
Iba siendo hora de ver algo del Jerusalén de hoy. por lo esa tarde, dando un paseo desde el hotel fuimos andando por todo Jaffa Road hasta Jaffa Center. Allí, se hace obligado recorrer el epicentro del Jerusalén central por su Ben Yehuda St., aunque más parece dirigido a los turistas que a los lugareños, por la enorme cantidad de tiendas de recuerdos, cafés, heladerías, ... En el inicio de la calle se halla la Sion Square, donde un crisol de nacionalidades se dan cita y encuentras personajes de lo más variopinto. De la misma plaza parte la calle Yoel Salomon (peatonal, al igual que Ben Yehuda) con su espectacular techumbre creada con cientos de paraguas.


Yoel Salomon St. con su peculiar techado de paraguas (Jerusalén)


Jaffa Road (Jerusalén)
Viernes, 10 de julio

Día complicado. Hoy es día de descanso de los musulmanes, aunque no nos impedirá ir a Belén en autobús desde la Estación de autobuses árabe; sin embargo, sí que tendremos problemas cuando volvamos, pues no habrá tranvía de vuelta a nuestro hotel pues aproximadamente a las 16:00 deja de dar servicio debido al shabbat. Procurariamos volver antes de la hora de parada de servicio.


Una vez en nuestra ya familiar Estación de Autobuses palestina cercana a la Puerta de Damasco, nos montamos en el autobús 131. Este momento me proporcionó numerosas dudas cuando intentaba programarlo antes de llegar a Israel: tomar el autobús hasta el checkpoint y ver el vergonzoso muro del siglo XXI o ir directamente a Belén, sin tener que coger un taxi de aproximación. Y elegimos esta última opción.

Preguntando a la gente y pidiendo que nos avisaran, llegamos a la parada de Belén (sugiero llevar un mapa para orientación, pues te abordan decenas de taxistas pretendiendo llevarte, con la excusa de que está muy lejos la Iglesia y para nada en absoluto es así. Un pequeño paseo por la calle Pope Paul VI, hasta el primero de los puntos de interés y después, todo está muy cerca).

Ya estábamos en Belén uno de los escenarios más importantes para la cristiandad. Aquí sitúa la tradición religiosa el nacimiento de Jesús.
Arafat y Mahmud Abas

Sin lugar a dudas, Belén es la ciudad cisjordana más visitada por los turistas. Nada más lejos de la aldeíta donde María parió en un pesebre, porque no había sitio en la posada. Hoy, tras la guerra árabe-israelí de 1948, en que acudieron a ella numerosos refugiados palestinos, que siguen viviendo con sus descendientes en campos de refugiados en los arrabales de la ciudad, es una bulliciosa localidad que vive principalmente del turismo y los peregrinos que acuden a ella.


Según andamos nos damos cuenta de que está todo especialmente tranquilo, no nos olvidemos de que es territorio cisjordano y, por tanto, están celebrando su viernes de descanso. No todos, pero sí hay muchos comercios cerrados.


Iglesia Luterana de la Natividad (Jerusalén)
A la derecha, primer edificio religioso que nos encontramos: la Iglesia Luterana de la Natividad, que está cerrada. Continuamos una manzana más, la Iglesia Ortodoxa siria de Santa María, estaba cerrada, pero alguien que nos ve nuestro deseo de entrar, acude con llave y nos enciende para nosotros. Poco más adelante, a la derecha, el zoco, con algún puesto abierto, pero poco para el bullicio habitual de una localidad árabe.

En la Plaza Manger (Pesebre) domina la Iglesia de la Natividad y unida a ella, cual siamesa, la Iglesia de Santa Catalina. Ya estábamos aquí; ante los inicios del hecho que creo una de los movimientos religiosos más fuertes de la historia de la humanidad. La Iglesia que conmemora el nacimiento de Jesús fue erigida en el año 326 d.C. por el Emperador Constantino, con varias reconstrucciones y retoques hasta presentar la de hoy;  pero, en cualquier caso, es la iglesia consagrada más antigua del planeta.


Belén
Propaganda propalestina
Lo primero que llama la atención es la pequeña puerta, bien llamada de la Humildad. Dicha puerta ha ido menguando su tamaño con el paso de los siglos:de su tamaño original, los cruzados la hicieron más pequeña para evitar que el enemigo entrara con caballos y durante el período otomano fue reducida aún más (se ven las señales de la puerta anterior). Era temprano y no había aún las riadas de gente que al parecer hay a diario. Se estaba oficiando misa y había que esperar un poquito. Mientras esperábamos, nos abordó un señor muy simpático, que hablaba español bastante bien (supongo que guía, aunque él aseguraba que no) y por 50 sheckels nos enseñó las dos iglesias y no sólo eso, sino que tras la misa, y cuando tenían que hacer la limpieza hasta dar entrada al público, pidió permiso para para hacernos pasar y disfrutamos de la cueva donde la estrella de plata señala el lugar exacto del nacimiento de Jesús, para nosotros solos.


Puerta de la Humidad - Iglesia Natividad (Belén)
Al lado de la puerta de la Humildad, otra puerta conduce al monasterio armenio, que también reclaman su derecho a participar de tan sagrado sitio.  Igualmente, aledaña a la de la Natividad, se encuentra la Iglesia de Santa Catalina, desde donde se retransmite la misa del Gallo al mundo entero.

Otros puntos reseñables en Belén son la Capilla de la Gruta de la Leche. Se dice proveedora de leche para las madres recién paridas y de fertilidad para la que desea tener hijos. La leyenda asegura aque aquí pararon María y José para alimentar al niño Jesús en su camino a Egipto. Belén también es sagrada para los Judíos, su tradición afirma que aquí murió Raquel al dar a luz; la supuesta tumba se halla en las afueras.
Calle de la Estrella (Belén)


Iglesia de la Natividad (Belén)



Punto donde se sitúa el nacimiento de Jesús en Belén






Mosaicos de la primitiva Iglesia de la Natividad (Belén)


Gruta de San Jerónimo en la Iglesia de Santa Catalina (Belén)


El regreso de Belén a Jerusalén fue algo más azaroso que la ida. Volvimos al punto de partida y vimos mucha gente frente al sitio donde habíamos descendido del autobús y pensamos -y de hecho confirmamos con la gente- que era allí donde pararía. Cuando llega el autobús, por el mismo carril en el que nos habíamos bajado, la gente se hecha a correr y se arremolina por ser los primeros en subir (en la ida y en la vuelta se coge el autobús en el mismo sitio, la gente simplemente estaba resguardada del sol en la acera de enfrente hasta el vehículo llegara). El autobús, lleno a tope; sentados y de pié, entre estos últimos, nosotros, comenzó su regreso; cuando no habíamos salido todavía de Belén el autobús se avería y dicen que hay que esperar que venga otro, aunque a base de insistir, a los 20 minutos aproximadamente, el conductor le hace que funcione. ¡Menos mal! Sin problema hasta el checkpoint -al parecer sólo funciona a la entrada no a la salida-. Todo el público palestino tiene que bajar pero a los extranjeros -o sea nosotros dos- nos dicen que nos quedmos en el bus que la policía subirá. Como así hace, mostramos pasaportes, sube el resto de la gente y hasta la Estación de Autobuses.

Nos dio tiempo a comer en el agradable Centro Comercial Mamilla -al lado de la Puerta de Jaffa por fuera de la muralla. En nuestro caminito de regreso vuelta a visitar el Muiro de las Lamentaciones, que tiene un imán irresistible y al pretender salir por la Puerta de Damasco, ¡horror! coincidimos con la salida de todos los musulmanes que había venido a rezar en viernes a la Mezquita sagrada de Jerusalén y acudían a coger los numerosos autobuses contratados para traerlos. Aquello fue desplazarte a velocidad de caracol, pero sin moverte del sitio, pues te arrastraba la avalancha de gente.

Pero salimos y a tiempo de coger creo que el último tranvía que nos podía llevar al hotel.



Menorah, símbolo del pueblo judío. Tienen esperanza de que un día luzca en el Tercer Templo (Jerusalén)




Muro de las Lamaentaciones (Jerusalén)


Musulmanes de vuelta a casa tras venir a rezar el viernes en la Mezquita de Jerusalén

Sábado, 11 de julio

Aquel día sí que se presentaba complicado. Es Shabbat y todo se paraliza: los transportes, los restaurantes, los sitios de ocio,... en el buffet del desayuno, habían quitado hasta el tostador del pan. En la calle no ves nada más que ortodoxos con la vestimenta de "gala", compuesta por el circular sombrero de piel que da grima sólo de verlo en pleno verano.


Salimos a caminar y a ver algo de lo que nos circundaba, que forma parte del Jerusalén moderno.

Lo más cercano, la Estación de Autobuses, moderna, con tiendas y algo de restauración -no los sábados, claro- de comida rápida. Poco más allá, el moderno puente atirantado construido por Santiago Calatrava, nuestro más internacional arquitecto,e inaugurado en el 2008, coincidiendo con el 40 cumpleaños de la reunificación de Jerusalén.
Estación de Autobuses Jeuralén


Puente Jerusalén, construido por Calatrava


Puente de Calatrava (Jerusalén)
Nuestro paseo matinal nos llevó hasta el Kneeset, el Parlamento de Israel, cuyo edificio fue financiado por la Familia Rotschild y el Museo de Israel, lo que más sentí no poder ver. Su original edifició, "The Shrine of the Book", El Santuario del Libro, que atesora, entre muchos, Los Rollos del Mar Muerto, los rollos bíblicos más antiguos que se conocen -dos mil años de antigüedad-, aunque gracias a la tecnología hoy nos podemos recrear en ellos a través de la página web del museo, cómodamente desde el sillón de casa.



Kneeset, Parlamento de Israel


Santuario del Libro en el Museo de Israel


Interior del Santuario del Libro en el Museo de Israel (Jerusalén)


Sobre las 7 de las tarde, andandito, andandito, llegamos hasta la Old City. Derechos, como no podía ser de otra manera, al Muro de las Lamentaciones. ¡Impresionante! Ahora entiendo porque no les gusta lo del Muro de las Lamentaciones. De lamentaciones, poco. Todo era alegría, La comunidad bailaba, cantaba y se encomendaba a Dios con alegres rezos. Muy muy diferente a todas nuestras visitas anteriores, por no hablar por la cantidad de público concentrado.




Muro de las Lamentaciones en Shabbat (Jerusalén)


Muro de las Lamentaciones en Shabbat (Jerusalén)
Cenamos en la Old City y cuando decidimos volver, ya funcionaba nuevamente el tranvía.

Domingo, 12 de julio
Parada del Monte Herzl del tren ligero (Jerusalén)
Nuestra fecha de regreso se iba acercando y, sobre todo del Jerusalén moderno, nos quedaba mucho que ver, por lo debíamos elegir bien en que ocupar la víspera de nuestra salida de Israel. Había algo que me seducía sobremanera: el Monte Herzl o del Recuerdo. Entre otras cosas, es transporte sería sencillo, pues a nuestro ya familiar trayecto del tren ligero desde la Estación Central de Autobuses habría que cruzar las vías para cogerlo en sentido inverso, ya que es el final de su recorrido: Mount Herzl. En lo alto del monte, con unas vistas espectaculares, se encuentra el cementerio militar y principal monumento a las víctimas del holocausto.
Filmando película en Monte Herzl

En la entrada varios coches oficiales, con bandera alemana, llamaron nuestra atención. ¿Quién visitaría el lugar que tanta seguridad requería? Al parecer se trataba simplemente de una película que estaban filmando.

En el monte está dividido en tres grandes bloques diferenciados: al Norte el Cementerio Militar; en el Oeste, el Yad Vashen, Recuerdo al Holocausto; y la zona central que alberga las tumbas de los próceres de la nación y la de los líderes del movimiento sionista, entre ellos la de Herzl y su familia; y el Museo Herzl a la entrada.

Theodor Herzl nació en 1860 en Budapest y en 1896 publicó su obra "El estado de los judíos", donde por primera vez se empezó a hablar sobre el establecimiento de un estado independiente para los judíos y en ella exponía su visión de cómo se debía actuar para conseguirlo. Apenas una año después, en 1897 se convocaba el primer congreso sionista; se creaba la Organización Sionista Mundial y se aprobaba el Plan de Basilea -programa político para la creación del país que albergaría al pueblo judío-. Herzl fallece en 1904, a los 44 años de edad y fue sepultado en Viena. En su testamento deseo ser enterrado con su familia en Eretz, cuando fuera creado el estado de Israel. En 1949 fue trasladado al Monte y su tumba, de mármol negro, está en el sitio más alto de monte, desde donde se puede contemplar el viejo y el nuevo Jerusalen.


Jóvenes en pleno adoctrinamiento sionista en Monte Herzl
Llamó poderosamente mi atención un grupo de jóvenes, sentados en círculo en una explanada de césped que había al poco de entrar. No parecía que molestase, por lo que me quedé un buen rato escuchando. La persona que lideraba el debate que estaban manteniendo, hacía preguntas del estilo: ¿Por qué creéis vosotros que el mundo entero tiene una tendencia al rechazo hacia el pueblo judío? Uno de los chavales, contestaba que porque se trata de un pueblo que habiendo sufrido mucho durante milenios de su historia, habían decidido y conseguido volver a la tierra prometida y eso molestaba a mucha gente: el judío y el resto de la humanidad contra él. ¡Es increíble el programa de adoctrinamiento que tienen hacia la juventud, sobre las bondades del sionismo!

Curiosa carta con la que recibe la página oficial del Sionismo Mundial:

"Queridos amigos, Vivimos en una época en la que el antisemitismo y la actividad anti-Israelí crecen a un ritmo diario en todo el mundo. Es debido a estos hechos inquietantes que nos corresponde a nosotros posicionarnos en contra del odio y la intolerancia. Como miembros del pueblo judío y partidarios apasionados de Israel, queremos dirigirnos a todos aquellos que deseen acompañarnos en esta importante lucha". (extraído de: http://izionist.org/esp/antisemitismo/#sthash.aT8WzWmb.dpuf

El Yad Vashem es un impresionante complejo creado en 1953 por iniciativa del Parlamento israelí, con objeto de que no se olviden los horrores del holocausto y evitar su repetición, al que se va por una agradabilísima vereda entre árboles a mano izquierda, llamada "Sendero de la vida".

El complejo consta de varios edificios:


  • El Pabellón del Recuerdo / The hall of Remembrance (1961), con un suelo de basalto negro en el que figuran los nombres de los campos de concentración nazis. Una llama permanente ilumina el recinto y el humo que asciende hacia una apertura en la parte más alta del techo; delante, una cripta contiene las cenizas de las víctimas del holocausto, traídas a Israel desde los campos de exterminio.
  • El Memorial de los Niños simula una cueva con una llama conmemorativa que se refleja en muchos espejos que la circundan, mientras una grabación va dando los nombres del  millón y medio de niños que murieron en el holocausto.
  • El Valle de las Comunidades, con forma de estrecho desfiladero, muestra los nombres de cinco mil poblaciones judías destruidas por el ejército alemán.
    • Conforman el lugar, el Museo Histórico, con fotografías, documentos y objetos del holocausto, con un diseño triangular que representa la parte inferior de la estrella de David, significando la población judía reducida a la mitad durante el holocausto y la Biblioteca con más de 100.00 títulos de libros relacionados, periódicos y otros documentos.
    Entrada al Monte Herzl, con el gran menorá en arbusto y monumento (Jerusalén)


    Tumba de Theodor Herzl en Monte Herzl (Jerusalén)
    Cementerio Militar en Monte Herzl (Jerusalén)



    Tumba de Golda Meir en la parcela de los próceres de la nación en Monte Herzl (Jerusalén
    Carteles en el Sendero de la Vida en Monte Herzl (Jerusalén)





    Sendero de la Vida, Monte Herzl (Jerusalén)
    Placa que conmemora la donación de una familia judía afincada en México que donó el dinero necesario para la construcción del Sendero de la Vica - Monte Herzl (Jerusalén)



    Vistas desde el Monte Herzl (Jerusalén)




    Monumento a las Víctimas del Terrorismo - Monte Herzl (Jerusalén)


    Simulacro de cámaras de gas en Museo del Holocausto - Monte Herzl (Jerusalén)


    Sala de los nombres - Museo de Historia en Yad Vashem - Monte Herzl


    Llama eterna en el Salón de la Memoria - Monte Herzl (Jerusalén)


    Valle de las Comunidades - Monte Herzl (Jerusalén)
    Lunes, 13 de julio
    Convento ruso de monjas ortodoxas Moskobia en Ein Kerem

    Todo tiene tu final y el de nuestro viaje a Tierra Santa había llegado. Nuestro vuelo de Iberia salía a las 17:10 h., por lo que, como poco, teníamos la mañana. ¡Ya está! Ein Keren. Había leído muy buenos comentarios de la localidad y el traslado era sencillo: tren ligero hacia Monte Herzl y desde allí el autobús núm. 27.


    Ein Kerem es un bonito pueblo árabe, hoy con más trasiego del que seguro gustaría a sus moradores y ello por dos razones principales: allí se encuentra el hospital más grande de Oriente Próximo y desde que los cristianos han identificado el pueblo como el natal de Isabel, la madre de San Juan Bautista y se hayan construido algunas iglesias conmemorativas. La guerra árabe-israelí de 1948 hizo que los residentes árabes huyeran y sus hogares fueran ocupados por inmigrantes judíos de Marruecos y Rumaría.

    El autobús deja en la carretera principal que une Ein Kerem con Jerusalén y preguntando se llega en seguida, con algo de cuesta, al primero de los objetivos, la Iglesia de San Juan, un cachito español. Construida y financiada por la monarquía española en 1674, por Carlos II -no dejó hijos, pero sí legados cristianos-. La corona real en el escudo de la Orden de San Francisco que hay en la puerta lo avala (aunque la fecha señala 1895, es la de la inauguración del monasterio)  . Hoy es propiedad de los franciscanos.

    El alto campanario es un clásico de Ein Kerem Como todas las iglesias en Jerusalén, tiene su sitio clave, que es una gruta donde se cree nació San Juan y un círculo de mármol señala el sitio exacto. Las pinturas son de la Escuela del Greco. En el exterior, en el patio se pueden ver restos del santuario bizantino original y en sus paredes cuarenta placas con el texto de la oración de acción de gracias de Zacarías -padre de San Juan- en distintos idiomas.


    Iglesia de San Juan en Eim Kerem
    Escudo de los franciscano en Iglesia de San Juan de Ein Kerem
    Sitio exacto donde la tradición sitúa el nacimiento de San Juan en Ein Kerem
    Escalera que da acceso a los sótanos de la Iglesia de San Juan en Ein Kerem
    Iglesia de la Visitación. Se construyó sobre lo que se cree fue el hogar de Zacarías e Isabel, padres de San Juan y primos de la Virgen María. La fachada de la actual iglesia está decorada con mosaícos mostrando a María montada en un burro conducido por un ángel. La oración que María pronunció ("Engrandece mi alma al Señor") está inscrita en la paredes en 41 idiomas. un pequeño túnel conduce a un antiguo pozo que según la tradición era el mismo del que bebían San Juan y sus padres. Igualmente, preservan una roca, pues aseguran que detrás de ella San Juan se escondió de los romanos. Por debajo del nivel de calle, la iglesia muestra restos de los templos cruzado y bizantino que antaño estuvieron situados en este mismo lugar.
    Iglesia de la Visitación en Eim Kerem


    Pozo donde se dice bebían San Juan y sus padres
    Iglesia de la Visitación en Ein Kerem
    Manantial de María que desde el siglo XIV, se asegura que la Virgen María bebió de su fuente y que fue sitio donde se encontraron María e Isabel su prima, estando embarazada. Las aguas son consideradas sagradas por algunos peregrinos cristianos ortodoxos y católicos, que visitan el lugar y llenan botellas con su agua. Este manantial ha tenido fama en tiempos antiguos como el mejor de las montañas de Judea, pero hoy, su agua no es potable. Los árabes han construido una mezquita y un colegio allí mismo; aunque el Baron Rothschild mandó reparar y renovar el manantial y la fuente.


    Manantial de María en Ein Kerem
    En el mencionado hospital Ein Keren Medical Center, se encuentran las 12 vidrieras de la sinagoga -una por cada una de las doce tribus de Israel-, mundialmente famosas, llevadas a cabo por Chagall, artista judío de proyección internacional.


    Ein Keren Medical Center




    Israel, una nación o un parque temático de las religiones (Capítulo 6)