Alta y Baja Galilea y el Lago Tiberiades o Mar de Galilea (Viaje a Israel y Jordania - Capítulo 2)

22 de junio

Recordará el lector que con el almuerzo en Rosh HaNikra terminaba el capítulo anterior de la Costa Mediterránea y si no lo recuerda, se lo recuerdo yo, que llevábamos un retraso considerable, pues cuando llegamos al Lago Tiberiades eran cerca de las 6 de la tarde y el "puñaito" de iglesias que estaba previsto ver conmemorativas a distintos hechos de la vida pública de Jesús, habían cerrado ya. Tan sólo una abierta, la correspondiente al Monasterio de los Doce Apóstoles, que a pesar de que según el horario de la puerta debería estar cerrada, recorrimos su bello jardín repleto de pavos reales y entramos sin problema hasta su pequeña iglesia, claramente ortodoxa y donde un fraile se limitó a darnos las buenas tardes y nosotros a sacar fotografías, tímidamente en principio y abiertamente después, pues no parecía molestar nada a nadie. La iglesia griega ortodoxa fue construida donde se volvió a repoblar el pueblo de Cafarnaun, tras el terremoto del año 746, según las excavaciones llevadas a cabo durante 1978 a 1982. La bonita iglesia de un blanco níveo y cúpulas rojas y un interior completamente cubierto de frescos con escenas iconográficas.
Monasterio de los Doce Apóstoles (Cafarnaum)




Monasterio de los Doce Apóstoles (Cafarnaum)

Monasterio de los Doce Apóstoles (Cafarnaum)


Monasterio de los Doce Apóstoles (Cafarnaum)

Mi gozo en un pozo, me quedaba sin ver una buena parte de lo que a muchos peregrinos parecería inconcebible dejar atrás: el Monte de las Bienaventuranzas, Canaa, la de las bodas; la Iglesia de la multiplicación de los panes y los peces, y bastantes etcéteras más. Yo me conformaba pensando que, al fin y al cabo, se trataba de iglesias relativamente modernas que conmemoraban ciertos hechos de la vida de Jesucristo, pero nada más.

Pero el azar hizo que volviéramos a esta zona más avanzado el viaje y la conociéramos con detalle.

Teníamos reservado hotel en Nazareth para esta noche: el Golden Crown Old City Hotel por 94 $USA, con desayuno y este sí que fue un acierto, por ubicación, por comodidad, por servicio,... Muy recomendable. Nada más llegar un chico joven hablando un español impecable con acento italiano, nos facilitó la entrada; nos proporcionaron parking cerrado sin coste alguno y dormimos como los ángeles. El chico, cuyo nombre no recuerdo, era árabe con nacionalidad israelita y tras varios años viviendo en Italia, había vuelto, porque su madre se lo había pedido. Tenía muchísimas ganas de charlar y su conversación era muy interesante. Nos comentaba su disgusto pues parecía que la gente estaba harta del gobierno tan férreo que habían tenido hasta entonces, pero volvían a votar lo mismo. Si no fuera por lo cansados que estábamos habríamos seguido charlando con él, pero estábamos reventados. A la mañana siguiente nos dormimos y nos dieron un opíparo desayuno a pesar de estar fuera de hora.

23 de junio

Nazaret era un pequeño pueblecito en tiempos de Jesús y aquí se cree que tuvo lugar la anunciación por el Ángel Gabriel a Maria de que iba a ser madre y aquí pasaría Jesús su infancia. Hoy es la ciudad árabe más grande de Israel y como tal, llena de comercios, con un tráfico infernal y poco interés fueran de los hitos religiosos. Su población, de mayoría árabe y sobre un 30% cristiana, no siempre tienen una convivencia tranquila.

El hotel se encontraba a dos pasos del inicio de lo que llaman la "Ruta del Peregino", por lo que mejor ni hecho a la medida.

Iglesia Ortodoxa de la Anunciación.

Me gustaría aclarar al lector algo que iríamos comprobando a lo largo del viaje; de casi todos los hechos bíblicos hay erigida una iglesia católica conmemorativa y poco antes o poco después una greco ortodoxa, asegurando que el sitio exacto es el suyo.

Según la tradición ortodoxa griega, la Anunciación se produjo mientras María acarreaba agua desde el manantial situado bajo la Iglesia. La iglesia actual fue construida en 1750 sobre los muros de una iglesia de los cruzados. El manantial fluye a través de la cripta a la que se baja por unas escaleras.
Iglesia Ortodoxa griega de la Anunciación
Cripta con pozo de la Iglesia Greco-ortodoxa de La Anunciación

Iglesia greco-ortodoxa de la Anunciación


 Un poco mas abajo de la Iglesia, se encuentra el "Pozo de María", una fuente pública reconstruida y el agua no procede ya del Manantial de María que se encuentra bajo la Iglesia. Es lugar sagrado para cristianos y musulmanes, pues no hay que olvidar que para el Corán la Virgen María fue la mejor de las mujeres por su bondad y el hecho de creer en Alá y concebir a Jesús, el profeta.

Pozo de María

Iglesia de San José. Construida en 1914, sobre un baptisterio bizantino romano. Una cueva inferior que sirve de cripta, contiene fragmentos de mosaicos de la época. Asociada al sitio donde estaba situado el taller de José, padre de Jesús y otras veces, lugar donde vivió la Sagrada Familia a su regreso de Egipto.

Iglesia de San José (Nazaret)

Cripta Iglesia San José (Nazaret)
Basílica de la Anunciación. Construida entre 1960 y 1969 es el santuario cristiano más grande de todo Oriente Medio. Diseñada por el arquitecto Giovanni Muzio, está construida en dos niveles: la Iglesia de arriba y la Iglesia de abajo. Es de las Iglesias más bonitas que he visitado.

Nada más entrar, el suelo ya, llama la atención, simulando escalones que te hacen ralentizar tus pasos y hacerte consciente de que entrar en un lugar sagrado. La Iglesia inferior alberga la Gruta de la Anunciación, emplazamiento de la casa de María y los restos de dos iglesias, una bizantina (s. IV) y otra de los Cruzados (s. XII). La Iglesia superior con una cúpula en forma de lirio invertido, glorifica a María como madre de Dios. Sus paredes y las del patio están decoradas con paneles con mosaicos donadas por comunidades católicas de todo el mundo.
Basílica de La Anunciación (Nazaret)

Basílica de La Anunciación (Nazaret)


Basílica de La Anunciación (Nazaret)

Basílica de La Anunciación (Nazaret)

Mezquita Blanca. Construida a finales del s. XVIII, por un jeque, cuya tumba puede verse a través de una puerta de cristal junto al santuario. Puedes entrar calzado, sorpresivamente.
Mezquita Blanca (Nazaret)
29 de junio

Comprendo que este relato de viaje está siendo un rompecabezas sin orden ni concierto, pero todo tiene su explicación. El día que llegábamos al Mar Muerto recibí una veintena (por lo menos) de llamadas desde un número de Málaga; llamadas que cortaba automáticamente, hasta que llegó un momento que decidí cogerlo y era de RCI (el sistema de intercambio de viviendas multipropiedad), había dejado en búsqueda intercambios y se habían producido dos: uno en Tiberias (del 28 de junio al 5 de julio) y otro en JERUSALEM (como encontrar una aguja en un pajar) (del 5 al 12 de julio). ¡Había triunfado! Me estaba ahorrando 14 noches de hotel de un plumazo.

La noche anterior habíamos dormido en Arad y no tenía mucho sentido volver al Mar Muerto de nuevo para coger la carretera 90, por lo que esta vez iríamos por donde el GPS y el gobierno de la nación recomiendan.

Con el cambio, teníamos que ampliar el alquiler del coche una semana más e intentar cambiar las reservas que teníamos para Jerusalem de esa semana: el show de luz y sonido de la Torre de David y el Tunel del Muro. Por lo que, aunque tendríamos que entrar en Jerusalem, perdiendo un monón de tiempo, intentamos hacerlo personalmente. Y muy bien. Todo solucionado. Me cambiaron ambas entradas para la semana siguiente.

Solucionado. A Tiberias por la Carretera 9, como mandan los cánones. Es triste ver, por esta carretera que va bordeando localidades cisjordanas, el muro de la vergüenza, levantado en aras a la seguridad.

Club Hotel Tiberias (Tiberias)
Llegamos. Tiberias no es una ciudad que merezca la pena. Un sitio vacacional de los israelitas, del que la primera vez pasamos de largo; pero nos serviría de descanso y, además, conocería el resto de puntos del Mar de Galilea que dejamos sin ver.

El hotel, Club Hotel Tiberias, es un hotel muy grande, el típico con buenas instalaciones: piscinas, gimnasio, etc. Habitación amplia con un saloncito delante, el baño y una minicocina y la joya de la corona: una terraza en primera línea de playa al Mar de Galilea, Lago Tiberiades o, como se conoce hoy, Kineret -en hebreo-.

Por la tarde fuimos a dar una vuelta por el centro, que tiene unos cuantos reclamos turísticos alrededor de un paseo marítimo bastante agradable.

30 de junio

Este días nos levantamos prontito para intentar ver todas aquellas iglesias relacionadas con la vida pública de Jesús que se nos habían quedado en el tintero.

A apenas 6 kms. de nuestro hotel en Tiberias, paramos ante un nombre muy evocador: Magdala. No aparece en los recorridos del lago, pero que me pareció que tenía un encanto especial. Magdala era una ciudad grande en tiempos de Jesús y de aquí era su ciudadana más famosa: María de Magdala (Magdalena).

Univ. Anahuac en Magdala
Nada más entrar, a la derecha, un puñado de chavales se encontraban trabajando en una zona acotada de ruinas, tratando con un mismo exquisito cada milímetro que revisaban. Fue emocionante el constatar la alegría de todo el grupo cuando uno de ellos encontró una moneda de sabe Dios qué época. Trabajo duro pero muy gratificante. Los chicos eran voluntarios de la Universidad Anahuac de México y son de alabar; cambiar la playa y los cócteles, por el rigor de un pueblito perdido en Tierra Santa y polvo, mucho polvo, tienen un mérito considerable.

Caminando hacia el mar y dejando las zonas de excavación se encuentra una iglesia muy moderna y muy bonita. Que deja a la vista la maravilla del lago.

Los Legionarios de Cristo compraron terrenos en Galilea con intención de llevar a cabo el proyecto Magdala Center que incluye un centro de espiritualidad, comedor para peregrinos, un centro de visitantes, un hotel, el "Instituto de la Mujer" y un centro multimedia. En ello deben estar con pocos recursos. El Papa Benedicto XVI bendijo la primera piedra del Magdala Center, en el 2009 y cuatro meses después la buena fortuna quiso que se encontraran las ruinas de una sinagoga del primer siglo.
Chavales de la Univesidad Anahuac trabajando voluntarios en Magdala

Iglesia de Magdala Center (Mar de Galilea)

Iglesia Magdala Center (Mar de Galilea)

Continuamos caminito al siguiente punto: Tabgha, al parecer corrupción árabe de la palabra griega heptapega, que quiere decir "Siete manantiales", a tres kilómetros al Oeste de Cafarnaum. A muy poca distancia una de otra encontramos dos iglesias:
  • La de la "Multiplicación de los panes y los peces", benedictina alemana, construida en 1982 y bajo cuyo altar reposa la que se cree fue la roca donde Jesús depositó los cinco panes y cinco peces y cuya multiplicación dio de comer a la gran multitud que se congregaba para oír las parábolas de Jesús, que desgraciadamente estaba cerrada.
Ya en Madrid, me entero de que unos días antes había sufrido un acto vandálico anticristiano llevado a cabo por extremistas judíos.

Jewish extremists suspected of torching Sea of Galilee 'loaves and fishes' church in Tabgha

    Picture from www.haaretz.com (it will be retired  upon request)
  • Y la Iglesia de la Primacía de San Pedro, cuya capilla marca el sitio donde Jesús apareció por cuarta vez tras su resurrección y contiene la "Mensa Christi", en la que se cree comió con sus apóstoles, tras la segunda pesca milagrosa y confirmó a Pedro como Primado de la Iglesia. Capilla franciscana construida en 1933, sobre los restos de una iglesia anterior del siglo IV.
Iglesia de la Primacía de San Pedro (Tabgha)
Escalones desde los que Jesús pidió a Pedro que volviera a echar las redes (Tabgha)

Manolito, quién sabe, quizás donde atracó la barca de San Pedro con la milagrosa pesca (Tabgha)
A tres kilómetros colina arriba, se encuentra el tercer reclamo de Tabgha, Iglesia del Monte de las Bienaventuranzas, construida en 1937 donde se creía que Jesús pronunció el sermón de la montaña. Esta iglesia octogonal, cuidada por monjas franciscanas, tiene unas bonitas vidrieras que conmemoran las ocho bienaventuranzas. Desde sus jardines se observan unas maravillosas vistas del lago.
Iglesia del Monte de las Bienaventuranzas (Tabgha)
Cafarnaum, la ciudad de Jesús. Una pequeña localidad que no parece tuviera categoría de ciudad -no aparece mencionada en el antiguo Testamento-; pero sin embargo, es el lugar donde Jesús se instaló para expandir su ministerio. Cafarnaum también sería donde al parecer llevó a cabo muchos de los milagros y aquí reclutó a muchos de sus apóstoles.  Estaba estratégicamente situada en la Vía Maris, la principal ruta entre Damasco y Egipto; tenía aduana y asentado un destacamento de centuriones romanos.

Un terremoto en el siglo VIII y el abandono tras los cruzados sumió Cafarnaum en un conjunto de ruinas que permanecieron sepultadas hasta los siglos XIX y XX en que los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa compraron los terrenos y acometieron las primeras excavaciones.

De estas excavaciones, lo más importante es la Sinagoga Blanca construida en el siglo IV, sobre restos encontrado de una primitiva sinagoga hecha en basalto oscuro, llamada "Sinagoga de Jesús", en la que los franciscanos aseguran que Jesús pudo predicar, pero que al parecer es de un siglo después de la crucifixión.

Una moderna iglesia con paredes de cristal (1991) y suspendida en alto, permite contemplar las ruinas de lo que fuera una gran iglesia octogonal del siglo V, al parecer construida sobre la casa de San Pedro donde Jesús se alojara una buena temporada.

Cafarnaum

Estatua de San Pedro (Cafarnaum)

Iglesia de San Pedro (Cafarnaum)

Interior Iglesia San Pedro (Cafarnaum)

Sinagoga Cafarnaum

Siento de verdad volverte loco querido lector, subiendo y bajando sin orden ni concierto, pero ya he comentado que estaríamos una semana en Tiberias como punto de partida de nuestras distintas excursiones. Por lo que si vienes de norte a sur, deberías hacerla al revés.

Próxima parada, Safed (Tsafat) que recomiendo sin ninguna duda al viajero. Es bonita y pintoresca; además, su calidad de ciudad santa para el judaísmo, le hace tener ese halo de misticismo característico.

Fundada en periodo romano, tuvo una gran ciudadela construida por los cruzados, hasta que cayó en manos de Saladino. Reconstruida por los templarios y ampliada por los mamelucos. Tuvo su época de mayor esplendor cuando los judios sefardíes expulsados por los Reyes Católicos de España, se asentaron aquí. Entre ellos había grandes cabalistas, cuyas tumbas se encuentran en su cementerio y a ella vienen en peregrinación de todas las partes del país. El siglo XVIII y XIX fue la ruina de Safed entre terremotos y la peste que diezmó a la población.

En 1948 los británicos, cuando se retiraban, entregaron los puntos estratégicos de la ciudad a los árabes, lo que conllevó una sangrienta batalla que terminó con la victoria de los judíos y la huida de los árabes de la ciudad.

Pasear por sus calles es pura delicia, pero dada su condición de ciudad en una colina (de hecho es la más alta de Israel) se pueden hacer arduas subidas en balde, por lo que mejor será armarse con un buen mapa e ir a tiro fijo a los sitios de interés. No tienen pérdida, casi todos ellos están en dos barrios colindantes: el de las Sinagogas y el de los Artistas.

Son cuatro las sinagogas que hay en Safed, aunque la Lonely  Planet recomienda sobre todo la visita de dos: Ashkenazi Ari y Caro. He de reconocer que no son mi fuerte las sinagogas están tan camufladas entre los edificios, que pasas por delante y no las ves y si a eso añades que cierran cuando les parece, lo raro es poder visitarlas. En esta ocasión no paré hasta encontrarlas. No termino de acostumbrarme a entrar en estos santuarios y mucho menos sacar fotografías, tengo la sensación de que estoy profanando algo.

El barrio de los artistas congrega un gran número de galerías, auspiciadas por el gobierno que regalaba casa y galería a todo aquel artista que demostrara vivir en Safed durante al menos 180 días al año.

La colina que otrora albergara la ciudad cruzada del siglo XIII, hoy solo nos ofrece unas buenas vistas de la ciudad, pues un terremoto la destrozó por completo.

Davidka (Safed)
Como cosas curiosas, ver, si se tiene tiempo, en la calle Yerushalayim -la principal calle comercial-, unos metros después de pasar el Ayuntamiento, se encuentra el monumento a Davidka. Un mortero checo de fabricación casera, que sembró el pánico entre la población árabe en la guerra de 1948, en la que árabes y judíos protagonizaron una de las batallas más encarnizadas del país. A su lado una grabación insertada en un poste que se activa con un botón, te cuenta la historia a un volumen considerable. Cuando la población judía comenzó a utilizar el bazooka Davidka que armaba un gran estruendo, aunque poco más, las población árabe huyó despavorida. Se había corrido el rumor de que el Davidka era en realidad una bomba atómica. Esa noche llovió, donde casi nunca llueve y los árabes estaban convencidos que aquella lluvia era el resultado de la irradiación atómica. Así se ganó una guerra con su "caballo de Troya" particular. Enfrente se encuentra la antigua comisaría de policía inglesa, con agujeros de balas de la misma batalla.

Barrio de la Sinagogas (Safed)

Biblioteca Sinagoga Caro (Safed)

Sinagoga Caro (Safed)

Curiosidad: Espejo en sinagoga, para que los asistentes se coloquen el sombrero correctamente (con marcas) (Safed)

Safed

Sinagoga Safed


Todo es posible en esta tierra de contrastes (Safed)

Barrio de los Artistas (Safed)

Torre del Reloj (Safed)
Dicen que si uno se pierde y pide indicaciones a un lugareño,este contesta: "No se ha perdido, está usted en Safed! Es facilísimo perderse y no fuimos la excepción. Volver al sitio donde habíamos aparcado el coche fue un auténtica odisea. Lo habíamos dejado en una gran explanada en la que se encontraba un gran edificio con una torre y un reloj (segura estoy de que es el punto más alto de la ciudad); pues bien a todo aquel que preguntábamos nos mandaba al punto opuesto no sólo de donde nos encontrábamos sino de nuestro destino. Hoy he sabido que los turcos, antes de ir perdiendo progresivamente todos los territorios en los que dominaban les dio por poner torres con relojes y ese es el legado arquitectónico que dejaron, según los judíos; me pregunto ¿lo harían aposta?

1 de julio

Este día íbamos a dedicarlo a conocer la localidad en la que nos alojábamos, Tiberíades. Es una de la pocas ciudades de Israel donde hay poco que ver y este poco se encuentra concentrado en el Paseo Marítimo, por lo que no resulta complicado visitarlo.

La ciudad fue fundada por Herodes Antipas, rey de Judea,  hijo de Herodes el Grande y la bautizó con el nombre del emperador romano Tiberiades. Tras el exilio de los judíos desde Jerusalem, Tiberiades se convirtió en un gran centro de estudios talmúdicos - de hecho se piensa que gran parte de la redacción del Talmud fue escrito aquí-. El Sanedrín (antiguo Tribunal Supremo de Israel se instaló en la ciudad a finales del siglo II. Es considerada una de las cuatro ciudades santas para los judíos, junto con Jerusalem, Safed y Hebrón.

Tumba Maimónides (Tiberíades)
Hoy en día Tiberíades sigue siendo considerada santa para los hebreos, porque en ella están enterrados muchos de sus sabios estudiosos y a visitar sus sepulturas vienen los fieles desde todos los confines del país. No es que yo tenga mucho interés por ellos, pero hay uno en particular que me llama la atención, por aquello de ser compatriota, de Córdoba y que no es otro que el mismo Maimónides. Más que una sepultura es un centro de oración construido con una exagerada estructura metálica de adorno que se ve desde muy lejos. En torno a la tumba están situadas las dos distintas zonas de hombres y mujeres, cada una contemplando la mitad de la sepultura. Es interesante verlo.
Tumba Maimónides (Tiberíades)

Zona mujeres tumba Rabam (Maimónides - Tebríades)

Tumba Maimónides (Tiberíades)

Bajando por la calle HaYarden St. hacia el Paseo Marítimo o Yigal Allon Promenade, nos encontramos con el Museo al Aire Libre, parque peatonal decorado con modernas esculturas. ¡Ojo, mira al suelo!, no pises el billete de una lira de la década de los 50. Ya en el Paseo, nos encontramos la Iglesia de San Pedro, pero a pesar de pasar varias veces por ella, nunca llegué a verla abierta. La Galilee Experience, donde en el piso superior proyecta una película de poco más de media hora sobre la vida de Galilea. La Mezquita Al-Bahr; mezquita del mar, con una entrada adicional para los fieles que acudían desde el mar. Al final del paseo, nos encontramos lo que llaman Tiberium y donde, después del anochecer proyectan un show de luz y sonido; cerca de dos horas estuvimos esperando, por aquello de que es relativo lo de "después del anochecer", hasta que alguien nos dijo que hacía casi dos años que no lo hacían funcionar.

Muy recomendable, una cenita en alguno de los restaurantes del Paseo.

Medidor nivel agua Lago Tiberíades
Algo muy curioso es el Medidor del nivel de agua. Es de sobra conocido que uno de los problemas más graves, no sólo de Israel, sino de todo Oriente Medio, es la escasez de agua; por ello el interés del país por el nivel de agua que alcance el Mar de Galilea, que aparece en todos los medios. Todos los años, el gobierno israelí, alerta sobre la emergencia hídrica cuando el nivel del lago supera el nivel de alarma: de los 208,8 por debajo del nivel del mar -plena capacidad- a los 213 m. por debajo del nivel del mar, en que se encienden todas las alarmas.

Tiberíades

Tiberíades

Mezquita Al-Bahr (Tiberíades)

Anochecer en Tiberíades

Puerto de noche (Tiberíades)




2 de julio

Dado que teníamos todo el tiempo del mundo para conocer la zona, caeríamos en la tentación de visitar la "turistada" de turno: Yardenit, sitio bautismal. 

Cuando íbamos por la Carretera 90 hacia el Mar Muerto, un cartel anunciaba el sitio del Jordan donde supuestamente se llevó a cabo el bautizo de Jesús por por San Juan, pero que no pudimos ver pues estaba cerrado; bien pues Yardenit es una zona acondicionada en el río Jordán, justo cuando sale del Lago Tiberíades para ir a buscar el Mar Muerto y gestionada por un kibbutz. En él, los fieles tienen la posibilidad de alquilar (10 $US) un batón blanco o comprarlo (25 $US), con una imagen alusiva al bautismo, más un certificado en que quede constancia de tu renovación del sacramento. Por el camino, nos íbamos preguntando uno a otro: "¿tú te vas a rebautizar?" "yo no" nos contestábamos. De lo dicho, nada. Estábamos solos en todo el recinto, por lo que se prestaba a hacer tonterías (con todo el respeto para los fieles que acuden con una fe inquebrantable) y cuál sería nuestra sorpresa, que a la salida, te venden un video que cámaras en distintos puntos grababan durante tu "inmersión bautismal".


Yardenit (Tiberias)
Muro de la Nueva Vida, con texto en distintos idiomas - Yardenit (Tiberias)
Amén


¡En olor de santidad!
Muy cerquita de Yardenit se encuentra Bet Gabriel, un centro cultural situado en un bonito edificio que contiene salas de cine, de conferencias, restaurante, galerías con exposiciones y la "Sala de la Paz", testigo de la firma de más de un importante hecho en la vida política del país. Por ejemplo, el Tratado de Paz firmado en Israel y Jordania, en 1994. Entre las curiosidades, además de las fotos del momento, se exhibe la kuffiya roja y blanca del rey Hussein o la espada entregada a Simón Perez por Yasser Arafat.

No hace mucho leí una entrevista que le hicieron a Rubinstein, el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Israel y que estuvo implicado durante años en las negociaciones tendentes a conseguir la paz con los paises fronterizos, que poco antes de la firma de la ratificación de la Paz firmada entre Israel y Jordania, en noviembre de 1994, le llamó Isaac Rabin para decirle que había que cambiar urgentemente el sitio de la firma; generales del ejército le habían aconsejado que no se llevara a cabo la firma teniendo como panorámica el basto lago Tiberiades, cuando uno de los puntos de más fricción entre los dos países era el reparto del agua. Rubinstein le sugirió que el cambiarlo "mosquearía" mucho a la otra parte y que no preocupara que lo dejara de su parte. Momentos antes de la firma, Rubinstein llevó a la terraza al rey Hussein y le dijo, señalando el lago: tengo un mensaje de mi gobierno, ves toda esta extensión, pues no es agua. A lo que Hussein rompió a reír, al igual que Rabin cuando se le contó la conversación. 
Bet Gabriel (Tiberis) - Picture property of www.ekinneret.co.il, it will be removed upon request


Isaac Rabin y Reu Hussein de Jordania en ratificación Acuerdo de Paz (1994)


Simón Peres y rey Hussein de Jordania
3 de julio

Canaán sería nuestro destino de aquel día, a tan sólo 7 kms. de Nazaret. Es una población eminentemente musulmana y de hecho era viernes y todo el comercio estaba cerrado, pero de una gran significación para los cristianos, pues aquí Jesús realizó el primero de sus milagros, convirtiendo el agua en vino, ante la petición de su madre en una boda, en que se había agotado el vino.

La iglesia que conmemora aquel hecho, la Iglesia Cristiana de la Bodas de Canaaán se encuentra en lo alto del pueblo, trepando con el coche por las empinadas calles que llegan a ella. No debe ser nada fácil aparcar, pero al ser viernes estaba sumamente tranquilo todo y encontramos sitio casi en la puerta.  La iglesia franciscana del siglo XIX, coronada con una bella cúpula verde, guarda con celo una tinaja y una antigua inscripción judía en arameo.

En una capilla había una celebración a la que nos colamos de "rondón". Parecía que celebraban, supongo, las bodas de plata o de oro, pues había edades para todos los gustos, de varias parejas. Cantaban, rezaban, les entregaron un certificado y nos marchamos todos.

Antes de llegar a la esquina está otra iglesia, esta vez la griega ortodoxa, que conmemora el mismo hecho. Cerrada. Por lo visto la ortodoxa atesora no una sino dos tinajas de la supuestamente utilizadas por Jesús.


Iglesia cristiana de las Bodas de Canaán

Celebrando aniversarios de boda en Iglesia Canaán

El monte Tabor, nuestro siguiente destino, es una preciosidad, con unas vistas sin parangón. En lo más alto de la montaña, dos iglesias la coronan; a un lado el monasterio e iglesia de los franciscanos (3 contados viven aquí). El monte es sagrado tanto para los cristianos como para los judíos. Los cristianos porque aquí sitúan el lugar donde Jesús se transfiguró, delante de Mateo, Marcos y Lucas, mientras hablaba con los profetas Moisés y Elías; para los judíos, según su Biblia, los israelitas,guiados por la profetisa Debora, derrotaron a un ejército cananeo, al mando de Sisera.

La Basílica de la Transfiguración es de las más bonitas de Tierra Santa (1924).

Hoy era nuestro día de suerte. Junto a la Basílica de la Transfiguración, hay otra griego ortodoxa, que está cerrada al público. Nos acercamos para sacar alguna foto por fuera, si se podía y cuál fue nuestra sorpresa que vimos que llegaba el mismo grupo de matrimonios que estaban en la Iglesia de Canaán. Llamaron y les abrieron y recibieron con todos los honores. Por supuesto, nos colamos entre ellos. No me sentía cómoda y me acerqué al pater que organizaba todo aquello  y le pedí permiso. Me daba la sensación de que no hablaba inglés, pero me dijo que sí con la cabeza y me valió de salvoconducto.

Basílica de la Transfiguración (Monte Tabor)

Interior Basílica de la Transfiguración (Monte Tabor)

Exterior Basílica de la Transfiguración (Monte Tabor)

Basílica de la Transfiguración (Monte Tabor)

Iglesia griego ortodoxa en el Monte Tabor

Monte Tabor
4 de julio

Hoy es Sabbath y todo, absolutamente todo en esta ciudad está cerrado. Por hacer algo y pensando que habría algo de movimiento nos dirigimos a la tumba del Rabbi Akiva, pero estaba cerrada. Akiva fue torturado hasta la muerte por los romanos por su apoyo a la rebelión de Bar Kojba, entusiasmo que le llevo hasta declarar que era el esperado Mesías.

El paseo no fue baldío, pues las vistas desde allí son espectaculares.

Vistas desde Tumba Rabbi Akiva

Tumba Rabbi Akiva

Road 90 y el Mar Muerto (Capítulo 3)