A la niña de los ojos nobles

La niña de los ojos nobles
Una poesía me pides, a mí, que no soy poeta.

Ven, siéntate conmigo.

charlemos sin testigos

y que salgan nuestros miedos por la puerta.



El azar, el destino o lo que fuera,

Cruzó nuestras vidas una primavera,

Es caprichoso, pone y quita a su antojo,

Ahora tú quizá, lo veas con otros ojos.




Me dio un papel grande, muy grande,

demasiado grande;

pero el sino es así, y le gusta jugar con ironías,

el mismo papel, tú con perfección ya cumplías:

¿hermana, madre? Todo se confundía.

Y sólo eran once, los años que tenías.



Desde entonces, casi tres décadas han pasado.

En ellas, te he visto crecer y hacerte mujer,

Pasar por los altares y una parejita tener;

Quererte por fuerza, estaba de sobra cantado.



El papel resultó fácil, muy fácil, demasiado fácil;

No ha hecho falta ADN, ni rh, ni lazos familiares,

sólo unos ojos nobles que conquistan y lo sabes,

y un corazón enorme, que en el pecho no te cabe.



Felicidades, mi niña de ojos nobles, sigue así,

y, por favor, ...¡que nada ni nadie te cambie!



4 comentarios:

  1. Cuantas verdades!!! Que bonito!!! Felicidades Hemmana!!!!!!!!!! Te quiero!!!

    ResponderEliminar
  2. que bonitoooo!!!!! muxas felicidadeees mamichuliii!!! =D
    ninees yo pa mi cumple quiero una jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho, para no ser poeta, quién lo diría, se me han caído lagrimas como puños. Muchas gracias. Un beso enorme, ¡te quiero!

    ResponderEliminar
  4. Una vez más tengo que reconocer que como tú, no hay dos. Estás que te sales mi vida, cuanto te quiero, ¡¡¡cohones!!!!!. Y at´t mi mayor muchas feleicidades de tu papi. besitos.

    ResponderEliminar

Me encantarían tus comentarios