La Unión, minería y cante


La Unión

Con una población que ronda los 18.000 habitantes, La Unión tiene su asomada marinera por la localidad de Portman (Portus Magnus romano), antiguo enclave residencial y portuario del imperio.

 La reseña de La Unión comienza por las citas de escritores griegos y romanos sobre las excepcionales reservas de mineral que contienen las entrañas de las sierras, en las que hay vestigios de la explotación de las minas desde tiempos inmemoriales.  Las sucesivas civilizaciones intentaron aprovechas las galerías utilizadas por su antecesores, ampliándolas o abriendo otras  nuevas, en la búsqueda del valioso mineral. Por el Puerto de Portmán se exportaban lingotes de plata, plomo, hierro, zinc y otros minerales



La cariñosa denominación "California Murciana" le vino  a consecuencia de la explotación de los filones y al auge de la minería, que generó numerosos afortunados en las prospecciones y un cambio sustancial en su regímenes de vida.

Ayuntamiento La Unión
En 1991, agotadas ya las minas totalmente, tras dos milenios de explotación, se cierran definitivamente. El verano del año pasado, abrió sus puertas el Parque Minero de La Unión, como un atractivo turístico y cultural, que permiten ver in situ el proceso completo de la antigua industria minera.

La visita se inicia con una proyección a modo de introducción en la vida de la minería y después en un trenecito se sube hasta la puerta de la Mina Agrupa Vicenta.
Mina Agrupa Vicenta
Nuestra guía, una profesional como la copa de un pino, nos fue desmenuzando no sólo el proceso de extraer el mineral, sino las duras condiciones de los trabajadores de las minas, con horarios draconianos, expuestos a enfermedades irreversibles (trabajando en un entorno de sulfato y sílice, la silicosis estaba garantizada), los sueldos eran miserables y las pingües ganancias que se conseguían con la venta del mineral iban a parar invariablemente fuera de la ciudad.

Visitar la mina Agrupa Vicenta es como si te colases allí, tras una ardua jornada laboral, donde los mineros, por un mísero jornal se jugaban la vida día tras día. Impresionante es ver esas enormes galerías e incomprensible el pensar cómo no se venían abajo (la minería tiene la mayor tasa de lesiones mortales de entre todas las industrias). Pero si duras eran las condiciones de trabajo normal: sin luz del día, altas temperaturas, sonidos ensordecedores de las perforadoras, más espeluznante resultaban las anécdotas que nuestra guía contaba, cómo la de que se obligaba a los médicos a aminorar el grado de silicosis en que los trabajadores se encontraban, para no tener que mandarlos incapacitados a casa.
Mina Agrupa Vicenta

Mina Agrupa Vicente
Mina Agrupa Vicente


Mina Agrupa Vicente

Mina Agrupa Vicente

Link al Parque con toda la información.

Visitas al Parque

Incluyen la visita guiada y la posibilidad de visitar algunas de las instalaciones exteriores del Parque por cuenta propia:
  • Introducción al Parque Minero: recepción en Centro de Visitantes y proyección vídeo introductorio.
  • Recorrido en el Tren Minero.
  • Visita guiada a la Mina Agrupa Vicenta.
  • Visita a las instalaciones exteriores de la Mina Pablo y Virginia.
  • Mirador y senda hasta el Lavadero Remunerada.
  • Visita al Lavadero Remunerada.

Pero La Unión no es sólo conocida por sus minas hoy en día, también lo es por su "cante jondo".

Festival Cante de las Minas
En el siglo XIX, miles de obreros andaluces, de Granada y Almería, emigraron a Cartagena para ganarse la vida en las minas y con ellos trajeron sus cantes: las malagueñas, las granaínas, las tarantas, fandangos; de aquella herencia, que cuajó muy hondo en su población, nació el cante de las minas y pasaron a ser los cantes que el minero entonaba, para olvidar sus amarguras.
Mercado Públicoa Unión L

De este Cante de las Minas nació un festival internacional que se celebra cada año, que reúne a las principales figuras del cante jondo y que tiene una repercusión allende nuestras fronteras. La sede donde se celebran los certámenes es el antiguo Mercado, obra modernista, de nuestro conocido ya Víctor Beltrí.

Septiembre 2011