Costa norte mediterránea (Viaje a Israel y Jordania - Capítulo 1)

19 de junio a 13 de julio de 2015

He de confesar que unos de mis vicios es leer todo relato de viaje que aparece en la web. Los viajes físicos que llevo a cabo me resultan insuficientes e invierto muchas horas de mi tiempo viajando con los zapatos de otros. Así fue como nació la idea de este viaje.

El otoño pasado, leyendo un reportaje de Pablo Lozano en el blog "Viajes y Fotos" http://blog.viajesyfotos.net/viajar-a-israel-algunas-recomendaciones/, me encuentro con esta guinda: "A lo mejor llevas tanto tiempo deseando viajar a Israel como yo llevaba, y, como yo hacía, lo vas posponiendo con la esperanza de que las cosas se arreglen por allí... Si ese es tu caso, para ti estoy escribiendo estas líneas". Y efectivamente, como si hubieran sido escritas para mí, en un impulso de valentía compré los billetes para ocho meses después.

No era mi primera visita a Tierra Santa; allá por los finales de los 70 y como una parada más de un crucero por el Mediterráneo, puse los pies en este enigmático país, aunque evidentemente me supo a muy poco: una rápida visita al Muro de las Lamentaciones y las espectaculares vistas desde el Monte de los Olivos fueron lo suficientemente fuertes como para comer el plato fuerte de aquel aperitivo muchos años después.

"There is nothing like returning to a place that remains unchanged to find the ways in which you yourself have altered" (Nelson Mandela).

Jerusalem desde Monte de los Olivos (1978)
Muro de las Lamentaciones (1978)
Jerusalem desde Monte de los Olivos (2015)

Alta y Baja Galilea y el Lago Tiberiades o Mar de Galilea (Viaje a Israel y Jordania - Capítulo 2)

22 de junio

Recordará el lector que con el almuerzo en Rosh HaNikra terminaba el capítulo anterior de la Costa Mediterránea y si no lo recuerda, se lo recuerdo yo, que llevábamos un retraso considerable, pues cuando llegamos al Lago Tiberiades eran cerca de las 6 de la tarde y el "puñaito" de iglesias que estaba previsto ver conmemorativas a distintos hechos de la vida pública de Jesús, habían cerrado ya. Tan sólo una abierta, la correspondiente al Monasterio de los Doce Apóstoles, que a pesar de que según el horario de la puerta debería estar cerrada, recorrimos su bello jardín repleto de pavos reales y entramos sin problema hasta su pequeña iglesia, claramente ortodoxa y donde un fraile se limitó a darnos las buenas tardes y nosotros a sacar fotografías, tímidamente en principio y abiertamente después, pues no parecía molestar nada a nadie. La iglesia griega ortodoxa fue construida donde se volvió a repoblar el pueblo de Cafarnaun, tras el terremoto del año 746, según las excavaciones llevadas a cabo durante 1978 a 1982. La bonita iglesia de un blanco níveo y cúpulas rojas y un interior completamente cubierto de frescos con escenas iconográficas.
Monasterio de los Doce Apóstoles (Cafarnaum)

Road 90 y el Mar Muerto y Masada (Viaje a Israel y Jordania - Capítulo 3)

Relajación en Mar Muerto
23 de junio

Dejamos Nazaret y nos disponemos a seguir por la Carretera 90, esta vez fuera de la legalidad, según el GPS, al que hay que ir engañando poniendo pueblos cercanos para que no intente llevarte por la Carretera 6,con un recorrido de casi 100 kms. más, pero sin pisar suelo cisjordano y según la compañía de seguros, que se lavaría las manos, si te ocurriese algo en terreno "enemigo".

Primera tentación: cruce con la carretera de Jericó. "La ciudad siempre habitada más antigua del mundo", según se jactan sus ciudadanos. Y es verdad, sus restos arqueológicos datan de 10.000 años a.C., aunque lo que la hace más conocida es por el pasaje biblíco en el que Josue consigue derribar sus murallas "a golpe de trompetas". Posteriormente, siglo IV a.C., se convertiría en el feudo de Alejandro Magno.

Hoy Jericó, tengo entendido que no vale gran cosa por lo que nos desviamos por su carretera, pero para ver otra cosa de la que tenía mucho interés: el Monasterio del Qurantul (Monasterio de los Cuarenta), aun sabiendo que no podríamos entrar, pues era ya tarde. Con subir al bamboleante teleférico y verlo por fuera, me conformaría.

Petra y Wadi Rum (Viaje a Israel y Jordania -Capítulo 4)

Petra, la ciudad rosa
25 de junio

Hoy es nuestro aniversario. No fue la celebración de nuestra vida, pero ya nos resarciremos cuando estemos en territorio patrio.

A las 12 de la mañana había quedado con Josue un taxista del que no tenía referencia ninguna, pero que encontré en internet y me pareció que su presupuesto era bastante legal; es más, diría que baratísimo; claro que hay que tener en cuenta que esto es ya Jordania y es otra historia. (Por si a alguien le interesa su contacto: Yousef    Mobile Number:  +962777710832 /Jordan Taxi / Email:  booking@jordan-taxi.com. La experiencia fue positiva. Una persona muy correcta, habla inglés bastante bien y puntual. Me cobró 115 dinares = 150 euros por los siguientes trayectos;

  • Frontera jordano-israeli Yitzhak Rabin- Wadi Araba a Petra: 128 km., unas 2 horas; 
  • Petra a Centro de Visitantes de Wadi Rum: 113 kms., unas 2 horas
  • Centro de Visitantes de Wadi Rum a la frontera jordano-israeli Yitzhak Rabin- Wadi Araba: 70 kms., una hora aprox.)

Jerusalem (Viaje a Israel y Jordania - Capítulo 5)

Guía en los Túneles del Muro
5 de julio

Nos levantamos tempranito, pues habíamos de llegar antes de las 12:00 a Jerusalem, hora en que teníamos la visita programada a los Túneles del Muro; antes debíamos devolver el coche en la oficina de Sixt y previamente llenar el depósito de gasolina.

Llegamos, con un tráfico impresionante, a la avenida King David, donde se supone estaba la delegación de sixt donde debíamos devolver el coche. Nos dicen que ya no es ahí donde se devuelven, sino en avenida Mamila, en el parking del centro comercial. Cerca, pero complicado si tienes que cambiar de sentido. En fin, fue rápida la devolución, aunque de camino hacia los túneles un mensaje nos comunica el cargo que Sixt estaba haciendo y en el que cobraban además del alquiler del GPS, los cinco días de ampliación del contrato hecho telefónicamente y que ya nos había cobrado Rentalcars, con quien habíamos realizado el alquiler (en fin, un mes después me dicen que ha sido un error y que me lo devolverán, aunque todavía no lo he recibido).

Visita a Israel, una nación o un parque temático de religiones (Capítulo 6)

Intento con esta entrada resumir lo que ha significado este viaje a Tierra Santa; cosa harto difícil. No ha sido el viaje de mi vida, pero sí uno de los que más me ha impactado. Más por su significación que por lo que he visto y más por su gente que por sus edificaciones. Pido perdón por este volcado de ideas, muchas veces inconexo; pero escribo conforme los recuerdos brotan en mi cabeza.